Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confebask cree que el paro puede bajar al 13,5% este año

La patronal vasca dice que el mercado español ha pasado de estar "catatónico" a consumir e invertir en Euskadi

El director general de Confebask, Eduardo Aretxaga, cree que se ha superado la situación de "recesión y depresión", y prevé que el paro pueda bajar al 13,5% "o a algo menos" este año en Euskadi. Además, ha destacado que, a diferencia de otras ocasiones, la mejoría de la economía, en estos momentos, es "progresiva y sostenida", y ha destacado que el mercado español ha pasado de estar "catatónico" a consumir e invertir en Euskadi.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Aretxaga ha afirmado que "se ha pasado lo peor de la crisis", la situación económica "ha girado", desde el punto de vista de la recuperación y del empleo.

"Se está mejorando la situación económica, se está mejorando la creación de empleo. Ya dijimos nosotros finales de año que creamos 12.000 puestos de trabajo en términos de afiliados a la Seguridad Social y este año esperamos en torno a 17.000", ha añadido.

En cuanto a las exportaciones, ha admitido que se está "batiendo récord", pero es que "lo que más se ha aprendido en esta crisis es el salir al mundo". "Si ya teníamos una economía internacionalizada, con la crisis ya no nos ha quedado más remedio que hacerla global", ha apuntado.

Aretxaga ha afirmado que "se ha pasado lo peor de la crisis"

En este sentido, ha explicado que, antes de la crisis, había 7.000 empresas que exportaban y ahora hay 14.000. Para ser una empresa exportadora, hay que vender en torno al 50% al exterior. "Cuando vendes en 90% es que estás internacionalizada plenamente", ha manifestado.

El representante de la patronal vasca ha destacado que, "afortunadamente, se está creando empresas" tras haber vivido "una fuerte destrucción" de ellas. "En el momento más grave de la crisis habíamos perdido casi 8.000 empresas. Desde ese momento y hasta hoy hemos recuperado 1.000 empresas, que es más empleo, más futuro y más progreso", ha añadido. En su opinión, ése es el indicador del pulso económico.

Por ello, ha afirmado que "hay mejoría económica progresiva, pero sostenida". "A diferencia de otros momentos en los que hubo unas mejorías un poco tempranas o débiles, en estos momentos, yo creo que está más sostenida", ha señalado.

Eduardo Aretxaga ha manifestado que la economía vasca tiene tres motores, el mercado vasco, el español y el internacional, "y afortunadamente, en estos momentos los tres están tirando de la economía".

"Por lo tanto, aunque estamos arrancando desde puntos muy bajos, estamos creciendo sobre bases más sólidas", ha indicado, para precisar que "la demanda agregada por parte de la demanda española es positiva y está creciendo tanto el consumo como la inversión, están comprando máquinas".

En su opinión, el mercado español "siempre ha sido relevante, lo que pasa es que" llegó un momento en el que estaba en "una situación catatónica". "Ahora, afortunadamente, el consumo privado de la comunidad española está creciendo y la inversión también", ha dicho.

Aretxaga ha subrayado que, de esta forma, Euskadi está vendiendo bienes y servicios a la economía española. "Progresivamente hay una mayor confianza en que estos pedidos que se reciben, van a ser más sostenidos en el tiempo.

Yo creo que también aquí se está recuperando la inversión, se está generando inversión, algo que era una asignatura pendiente. Los programas 'Renove' del Gobierno vasco están siendo un éxito sucesivo y eso te indica que, cuando hay inversión, hay confianza en el futuro", ha dicho.

En cuanto a retos, el director general de Confebask ha recordado que, en la actualidad, el sector Industrial está por detrás del de Servicios, en este momento. "Todavía la industria no está teniendo un crecimiento significativo, y el que está más retrotraído es el de la construcción puesto que fue el que más ha caído, pero podemos decir que ha tocado suelo", ha aseverado.

Asimismo, ha apuntado que el año pasado se acabó con en torno al 14,5% de tasa de desempleo. "Y nuestra previsión es que baje al 13,5, que igual baja un poco más. Afortunadamente, la situación ha girado, ya no estamos en una situación de presión o de recesión, que a la vez llevaba a la depresión, sino que estamos viendo que la situación genera unas expectativas de esperanza", ha añadido.

A su juicio, "siempre que hay empleo, es de calidad, por cuanto que la peor falta de calidad es que no haya empleo". "Yo creo que se está creando un empleo que quizá no es a tanto tiempo como hemos venido estando acostumbrados, pero es lógico en una fase de incipiente recuperación.

A medida que se consolide y con los pedidos que reciben las empresas, que es lo que genera que la creación de empleo sea indefinida, ese empleo se hará más progresivo, más estable y más duradero", ha indicado.

También ha señalado que, "cuando se consolide la recuperación de la industria, ese empleo volverá a ser más sostenible, más cualificado y mejor remunerado". "Luego, también se producirá una aceleración en la creación de empleo. Hay que tener en cuenta que, tanto para lo bueno como para lo malo, cada empleo industrial genera en torno a tres empleos inducidos", ha indicado.

Según ha manifestado, hace ya dos o tres meses que la industria está aumentando su número de afiliados y, cuando se consolide, el empleo se recuperará más y habrá contratos estables, de calidad y con un tiempo de trabajo equivalente al que había antes de la crisis.

Eduardo Aretxaga ha manifestado que la responsable de la recuperación es la mejoría de la economía internacional "que está tirando de los mercados internacionales". Además, ha señalado que la están acelerando la reducción del precio del petróleo, "que no se esperaba y ha sido una noticia positiva", y el tipo de cambio del euro/dólar, "que también está animando a las exportaciones".

El representante de la patronal vasca ha emplazado a las empresas de Euskadi a "revisar su dimensión" porque "en un mundo global somos muy pequeños". "Nuestro tamaño medio empresarial tiene que ser mayor", ha dicho, para instar a "ponerse las pilas" en eso porque "el mercado no va a dejar de ser global".

Asimismo, ha señalado que ahora, "por primera vez, Euskadi tiene una gran oportunidad en su modelo de crecimiento, por cuanto que, al ser una economía industrial, el futuro del crecimiento mundial va a ser por una mayor cantidad de personas con poder de compra en estándar europeo".

"Es decir, dentro de los próximos años se incorporarán al mercado mundial en torno a 1.000 ó 1.500 millones de personas que tiene un estándar de compra europeo. Eso significa que esos señores van a comprar coches, van a viajar, se van a necesitar aviones..., y todo eso es producción industrial y eso es lo que hacemos nosotros. Pero, hay que tener la dimensión suficiente para poder estar en el mundo", ha subrayado.

Por ello, ha abogado por las fusiones, crecimientos o adquisiciones "para tener músculo empresarial" y poder estar en el mundo. "Tenemos que sensibilizar a las empresas en ese sentido porque el tamaño ayuda a competir", ha manifestado.

Asimismo, ha considerado que "es bueno" que llegue a Euskadi inversión extranjera, y "deberá ser una tónica creciente". En esta línea, ha reiterado que la crisis "ha tapado un motor que no había hace dos años, que es el de la paz".