Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE exige que Izagirre abandone la presidencia de San Sebastián 2016

La formación responsabiliza al alcalde de los "desbarajustes y polémicas" en el proyecto de capitalidad y al resto de instituciones por consentirlo

Gasco, con camiseta rosa, conversa con Izagirre, en un acto impulsado por todos los partidos del Ayuntamiento de San Sebastián para mostrar su apoyo al proyecto de capitalidad tras la dimisión de la que fuera su responsable el pasado mes de abril.
Gasco, con camiseta rosa, conversa con Izagirre, en un acto impulsado por todos los partidos del Ayuntamiento de San Sebastián para mostrar su apoyo al proyecto de capitalidad tras la dimisión de la que fuera su responsable el pasado mes de abril.

El portavoz del PSE en el Ayuntamiento de San Sebastián, Ernesto Gasco, y la concejal Marisol Garmendia, han exigido esta mañana la dimisión del alcalde, Juan Karlos Izagirre, de la presidencia de la Fundación San Sebastián 2016. Para Gasco y Garmendia, una de las personas que impulsó la candidatura de la ciudad a Capital Europea de la Cultura, el edil es el único responsable de los "desbarajustes y polémicas" en las que está inmerso el proyecto de capitalidad. Ambos, además, han responsabilizado al resto de instituciones que componen el patronato de la Fundación -Diputación de Gipuzkoa y Gobierno central y vasco- de "un silencio cómplice en esta deriva y en este fracaso" y, por tanto, de consentir que Izagirre haya dejado "morir" el proyecto.

Gasco y Garmendia han desgranado en una rueda de prensa algunas de las últimas polémicas que han rodeado el proyecto, como la demanda interpuesta por el Ministerio de Cultura contra un convenio firmado por el patronato de San Sebastián 2016 -solo lo suscribieron el Ayuntamiento y la Diputación- por entender que existe una irregularidad en la contratación, o el fiasco de la nao San Juan, la construcción de una réplica de un ballenero vasco que debía hacer de embajada itinerante del proyecto el próximo año y que finalmente no estará listo hasta 2017. La capitalidad tenía previsto invertir en este último proyecto alrededor de dos millones.

También han recordado la falta de patrocinadores privados que sustenten el presupuesto del proyecto, que ahora asciende a 47,8 millones tras un recorte de un 25% -el descenso total de las cuentas es de un 45% respecto a la primera cifra que se barajó, 89 millones-, el escaso interés de la ciudadanía en el proyecto o la falta de comunicación con importantes agentes culturales de la ciudad.

Una sarta de fracasos, para el PSE, que lo único que prueban es la "incapacidad" de Izagirre para liderar el proyecto.

"Jugamos contra el tiempo", ha recordado Gasco, en referencia a los 289 días que faltan para que arranque 2016, y por tanto, San Sebastián ostente el título de Capital Europea de la Cultura. Para el PSE el proyecto ha perdido tres años y medio en polémicas, cruces de acusaciones y falta de liderazgo, y ahora le toca el turno a las instituciones de reconducirlo, eso sí, sin Izagirre, sobre el quien siempre pesará la acusación, vertida en varias ocasiones por los partidos de la oposición en el Ayuntamiento (PSE, PP y PNV), de que nunca creyó en el proyecto.

"Que lo decidan las instituciones, pero que elijan bien. Es un tema que afecta a San Sebastián, a Euskadi y a España. El fracaso es colectivo", ha añadido Gasco tras ser preguntado qué persona debe sustituir al alcalde en la presidencia de San Sebastián 2016. Gasco ha criticado en concreto la actuación del Gobierno vasco y del lehendakari, Iñigo Urkullu, al que ha emplazado a "asumir su responsabilidad" con un proyecto fundamental no solo para San Sebastián, también para Euskadi.

Gasco y Garmendia han precisado que el PSE siempre ha mostrado su disponibilidad para garantizar el éxito de San Sebastián 2016 y han puesto como ejemplo la iniciativa que presentaron al alcalde en noviembre de 2013 para crear un Consejo Asesor de la Cultura específico para el proyecto, o el hecho de que le hayan transmitido su voluntad de ayudarle a buscar patrocinadores privados.

Ambos han defendido que las duras críticas lanzadas contra la gestión de Izagirre no responden a una estrategia partidista o electoral, sino al simple hecho de que San Sebastián 2016 "no puede perder más tiempo". "El proyecto no puede esperar a ver qué pasa en mayo", ha zanjado Gasco en referencia a la celebración de elecciones municipales y a un posible cambio en la alcaldía de San Sebastián, también al hecho de que, según ha precisado, tanto Izagirre como la dirección de la oficina de la capitalidad le hayan pedido en alguna reunión posponer las críticas hasta después de los comicios.

Más información