Homs considera que “el asedio no podía pasar sin consecuencias”

ERC, CUP y ICV consideran "desproporcionada" la sentencia; PSC y C's, la "respetan"

El Supremo anula la absolución por el asedio al Parlamento de CataluñaVídeo: ELPAIS-LIVE!

El Tribunal Supremo ha anulado este martes la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvía a los manifestantes por el asedio al Parlament de Cataluña en julio de 2011. El alto tribunal ha condenado a ocho de los procesados a tres años de prisón por un delito contra las instituciones del Estado.

El consejero catalán de Presidencia, Francesc Homs, ha asegurado que la sentencia “concuerda con el sentimiento mayoritario del pueblo de Cataluña” que, en su opinión, considera que “lo ocurrido no podía pasar sin que tuviera ninguna consecuencia”.

Más información
La Generalitat y el Parlament piden cárcel por el asedio a la cámara
Absueltos 19 de los 20 acusados del asedio al Parlament catalán en 2011
Indignación en la fiscalía y la Generalitat por el fallo del asedio al Parlament

En las antípodas del Gobierno catalán se encuentra la CUP.  El diputado de la formación, Quim Arrufat, ha querido manifestar su "profunda indignación" por un fallo que anula la absolución de los encausados en la protesta del Parlament. "Nos parece desproporcionado y nos indigna que ocho personas vayan a ir a prisión por manifestarse en un momento político en el que el Parlament recortó tantos derechos sociales", ha explicado Arrufat.

El dirigente también ha criticado la respuesta de Homs, que aplaudía la sentencia. "Nos da vergüenza ajena el concepto que este Gobierno tiene de justicia; está en las antípodas de la idea de justicia que tenemos en la CUP". El portavoz del Gobierno catalán ha afirmado al conocerse la sentencia que el Parlament es la expresión de soberanía del país y que por eso se había hecho justicia. Un concepto de soberanía que está a las antípodas del concepto de soberanía que tiene la CUP. Arrufat ha asegurado también que hacer saltar ahora este caso en estos momentos tiene una clara "intención política".

La portavoz de Ciutadans, Carina Mejías, ha manifestado su "pleno respeto a esta y a todas las sentencias del Tribunal Supremo". Mejías ha celebrado la sentencia impuesta y el acatamiento de la misma. "Estamos convencido de que siempre se deben respetar todos los derechos pero los hechos que sucedieron en junio de 2011 transgreden todos los límites y no podían quedar impunes". La dirigente de Ciutadans ha valorado también las palabras del portavoz del Ejecutivo catalán al que ha pedido que "respete a la alta institución para todas las sentencias y no para las que le otorguen un beneficio partidista".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La coordinadora nacional de ICV, Dolors Camats, también ha lamentado el fallo del Supremo, que considera es desproporcionado. "Esta sentencia se suma a la tendencia que viene imponiéndose de sentenciar las protestas y no los delitos, una tendencia restrictiva de las libertades públicas". La dirigente ecosocialista, que se encontraba dentro del Parlament el día del asedio, ha asegurado que su formación votó en contra de que la cámara catalana recurriese la sentencia absolutoria de la Audiencia Nacional. "Cuando se valoró en la mesa, votamos en contra de recurrir", ha añadido Camats. La sentencia fue recurrida con los votos a favor del Partido Popular, PSC y CiU, con la abstención de Esquerra Republicana, el paso necesario para que llegara al Tribunal Supremo.

El portavoz parlamentario de los socialistas catalanes, Maurici Lucena, ha mantenido que desde su formación "respetan" la decisión del Supremo, pero ha evitado posicionarse sobre el tema. "No soy juez para valorar un caso como este, ni para valorar si es o no desproporcionada la pena".

Finalmente, Esquerra Republicana ha mantenido que si bien su formación defendía que los hechos de junio de 2011 no quedasen impunes, la sentencia les parece desproporcionada. "La decisión no respeta la proporcionalidad. No compartimos la decisión de que vayan a prisión las diferentes personas que participaron en los actos", ha mantenido el portavoz adjunto de Esquerra Republicana, Pere Aragonés. El dirigente republicano ha explicado que su formación se abstuvo en la votación de la mesa porque el Parlament enfocó este caso de manera "desproporcionada" y ha avanzado que la sentencia todavía no ha llegado a la institución catalana. "Hemos tenido que estudiar la sentencia a través de los medios de comunicación", ha resuelto Aragonés.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS