CDC defiende sus alcaldes y critica el tono “equivocado” de Sánchez Llibre

Josep Rull: “Joan Mora y Marta Felip no son miembros de la dirección de CiU, Llibre sí”

El coordinador general de CDC, Josep Rull.
El coordinador general de CDC, Josep Rull.Fernando Alvarado (EFE)

Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) ha querido cerrar filas este viernes entorno a sus alcaldes de Mataró y Figueres, -Joan Mora y Marta Felip, respectivamente- que ayer cuestionaron el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida. El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha optado por reconducir las críticas hacia el tono utilizado por el diputado en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, que se mostró muy enojado por las declaraciones de los ediles. “Ni Mora ni Felip son miembros de la dirección de CiU, Sánchez Llibre sí. Los dirigentes de Convergència tenemos que ser prudentes, especialmente en el tono y su tono fue totalmente equivocado”, ha espetado Rull en una entrevista a TV-3.

Más información
Duran: “Habrá gente en Unió que no aceptará la independencia”
La crisis entre CDC y UDC se extiende al Parlament y a varios municipios
Unió y CDC reconducen su agenda soberanista para evitar la ruptura

El último episodio que ha vuelto a tensar la cuerda entre Unió y Convergència ha sido a raíz de declaraciones de dos cargos electos de CDC. El alcalde de Mataró, Joan Mora, aseguró, en referencia a Duran Lleida, que si "alguien que tiene dudas" sobre el proceso soberanista no tendría que tener el cargo de portavoz de CiU en el Congreso y debería irse antes de las elecciones del 27-S. Y la alcaldesa de Figueres consideró que Duran “podría ser” un obstáculo en el camino hacia la independencia. El diputado democristiano y compañero de Duran en las Cortes, Josep Sánchez Llibre, reaccionó con contundencia. "Que sepan que esto se ha acabado, que ya no estamos dispuestos a llegar más allá y, si quieren ir al precipicio, que vayan ellos, pero que nos dejen tranquilos”, dijo.

Rull ha defendido esta mañana a sus regidores. “Los alcaldes son la pieza más valiosa de CDC. No pienso desautorizarlos”, ha dicho el dirigente convergente, aunque ha admitido que las afirmaciones de Mora y Felip “no ayudan” a mantener la calma en el seno de la federación. Rull también ha expresado su deseo de que el proceso de reflexión y definición que Unió ha abierto para fijar su postura sobre la independencia “acabe bien”, es decir, en un sí al proceso, y la federación pueda perpetuarse. "Duran no es independentista, pero muchos cargos de Unió votaron en la consulta", ha recordado.

El dirigente de CDC también ha querido sacar hierro de esta última polémica, que considera “un episodio concreto” y se ha mostrado convencido que Sánchez Llibre “debe de haber reflexionado y se debe haber dado cuenta de que su manera de actuar y sobregesticular no era la adecuada”.

En este sentido, Rull también ha entonado el mea culpa en cuanto a las rocambolescas declaraciones que hizo el pasado sábado en el consejo nacional de CDC asegurando que su partido trabaja por la independencia, pero no se considera independentista, sino nacionalista. “No estuve afortunado porque entré en un planteamiento con demasiados matices. Según el diccionario el nacionalismo es un movimiento que trabaja por la independencia de un país. Está claro que sí que podemos definirnos como independentistas, pero la gente no lo entendió”, ha zanjado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS