Detenida la cúpula de un club cannábico por tráfico de drogas

El secretario de la asociación, de Nou Barris, cultivaba la droga en Montcada i Reixac

Diferentes variedades de cannabis embolsados para la entrega.
Diferentes variedades de cannabis embolsados para la entrega.Vicens Gimenez

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado sábado al presidente de una asociación cannábica del barrio barcelonés de Nou Barris, al secretario de la citada organización, a la compañera sentimental de este último, al tesorero y al vocal del club. En total, cuatro hombres y una mujer, de edades comprendidas entre los 26 y 36 años, los cinco de nacionalidad española y vecinos de Barcelona y Montcada i Reixac acusados de un delito continuado de tráfico de drogas.

Los agentes realizaron durante el fin de semana cuatro entradas y registros simultáneos a la sede de la asociación y a los domicilios de los acusados, que quedaron detenidos. Cuando accedieron a las instalaciones de la asociación denunciaron administrativamente a una docena de personas por tenencia de sustancias estupefacientes.

La investigación comenzó el pasado 15 de agosto después de que los Mossos interceptaran a dos los ladrones robando en el interior de un comercio. Los agentes descubrieron que el local donde estaban robando había un acceso oculto dentro de un armario. Este acceso daba a una plantación de marihuana que disponía de un sofisticado sistema de cultivo. Decomisaron diversas plantas y materiales de cultivo, además de 53.700 euros e iniciaron una investigación que les llevó a constatar que los responsables de esta plantación pretendían vender la marihuana a la asociación cannábica de Nou Barris.

La investigación comenzó en agosto al localizar una plantación escondida en un comercio

Tras meses de investigación, los agentes determinaron que el secretario de la asociación tenía un invernadero en una vivienda de Montcada i Reixac donde cultivaba marihuana. Para conseguir un mayor crecimiento de las plantas tenía un sistema de luz y ventilación conectado a la red de la comunidad de vecinos, de manera que además se ahorraba pagar a la compañía suministradora.

Gracias a esa plantación, el secretario disponía de cannabis suficiente como para abastecer a los socios de su club. Los agentes realizaron diferentes vigilancias en la asociación y comprobaron que se realizaban una media de 20 intercambios diarios. Los compradores, en muchas ocasiones compraban la droga y la consumían en el exterior de las instalaciones.

Según fuentes cercanas a la investigación, ni el presidente, ni el secretario de la asociación tenían ingresos económicos legales que les permitiera mantener el nivel de vida que llevaban. Los cinco detenidos pasaron a disposición judicial ayer, martes, y quedaron en libertad con cargos.

En los diferentes registros, los Mossos decomisaron 228 plantas de marihuana, 7,3 kilogramos de marihuana, un kilogramo de hachís, 11.468 euros, herramientas para el cultivo de la marihuana, tres vehículos, material informático y documentación de la asociación.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50