Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO pide limitar la elusión fiscal a través del Impuesto de Sociedades

Sordo señala que la distribución de la carga fiscal en Euskadi es "cada vez más injusta"

Unai Sordo este miércoles en Bilbao.
Unai Sordo este miércoles en Bilbao.

El sindicato CC OO ha denunciado este miércoles que la distribución de la carga fiscal en Euskadi es "cada vez más injusta" y ha demandado poner coto a la elusión fiscal, que, a su juicio, se produce a través del Impuesto de Sociedades que pagan las empresas mediante una "maraña" de exenciones y bonificaciones fiscales.

En conferencia de prensa en Bilbao, el secretario general de CCOO de Euskadi, Unai Sordo, ha presentado un informe elaborado por la central sobre recaudación de impuestos en 2014 en el País Vasco, de cuyo contenido ha concluido que "se está perdiendo progresividad en los impuestos".

Según ha denunciado, "cada vez pagan más impuestos los salarios y menos las empresas" y se pagan "más impuestos relacionados con lo que se consume y menos con la renta" de las personas. A su juicio, se practica una política fiscal que contribuye a "agrandar  la brecha de la desigualdad que hay en la población vasca", una política que tiende "a reducir el peso que pagan las empresas por sus beneficios".

Sordo, que también ha alertado de "la cruzada" de las patronales en favor de reducir las cotizaciones sociales, ha evidenciado el "desequilibrio" en la forma de recaudación que existe tras la "aparentemente buena noticia" del aumento de los ingresos por tributos concertados registrado en 2014 en Euskadi (se recaudaron 12.319 millones de euros, un 4,8 % más que en 2013).

Según la estimación de datos contenida en el informe sindical, dicho aumento se debió fundamentalmente al incremento de los ingresos por impuestos indirectos (representan el 52,4 % de lo ingresado), que no tienen en cuenta la renta de las personas.

La mayor contribución provino de la recaudación por IVA, que sufrió un aumento del 12 % (513 millones más). Dentro de los impuestos directos, el IRPF es el único que aumenta su recaudación sobre el año anterior (se recaudaron 4.401 millones de euros, un 1,8 % más).

Por el contrario, tuvo una aportación negativa el Impuesto de Sociedades, cuya recaudación disminuyó un 4,7 % el pasado año respecto al anterior.  CCOO ha evidenciado que la recaudación por este impuesto que pagan las empresas representó en 2014 (1.160 millones de euros) aproximadamente la mitad de lo ingresado por este concepto en 2007 (más de 2.034 millones de euros), según sus datos.

En sentido inverso, la recaudación por IRPF, que mayormente pagan los trabajadores, superó en 2014 en 124 millones de euros a la de hace siete años (en 2007 ascendió a 4.266 millones de euros). Para Sordo, la pérdida de peso del Impuesto de Sociedades en la recaudación total está motivada por la "elusión fiscal", y se ha mostrado crítico con "la red de exenciones y bonificaciones fiscales que tienen las empresas para dejar de pagar impuestos".