Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el arquitecto Alberto Sanchis, defensor de la vivienda social

Diseñó cooperativas como La Colla de la Malva-rosa o la de la calle Bilbao de Valencia

Alberto Sanchis, en 2011.
Alberto Sanchis, en 2011.

El arquitecto valenciano Alberto Sanchis ha fallecido este martes a los 75 años. Fue un firme defensor de la vivienda social y de las cooperativas de viviendas. Un hombre comprometido con sus ideas y con su trabajo. Suyos son algunos de los ejemplos más interesantes de arquitectura social de la ciudad de Valencia, como las viviendas obreras de la cooperativa de La Colla, en la Malva-rosa, o la cooperativa Virgen de los Llanos en la calle de Bilbao, ambas realizadas en los años sesenta del pasado siglo. También la Cooperativa La Ecológica de El Puig, de principios de los ochenta. Todas ellas comparten la habilitación de espacios comunitarios para la convivencia de los vecinos y la preocupación por aprovechar toda la luz.

Sanchis luchó sus últimos años por recuperar el habla y la movilidad tras sufrir un ictus. Pero nunca perdió su mirada hacia los demás. Sentado en su terraza, se quedaba horas y horas observando el amplio espacio ajardinado de la urbanización de El Puig, donde hoy se hacen amigos, juegan y disfrutan, entre otros, los hijos de algunos de sus antiguos amigos de la izquierda antifranquista que también participaron en la lucha por una sociedad democrática, más justa y equitativa.

Urbanización La Ecológica de El Puig, diseñada por Alberto Sanchis, en imágenes de la revista 'Arqtist'. ampliar foto
Urbanización La Ecológica de El Puig, diseñada por Alberto Sanchis, en imágenes de la revista 'Arqtist'.

El último homenaje que recibió Alberto Sanchis fue muy reciente. La revista Arqtist magazine le dedicó su último número. “Su trabajo, generado por una gran carga ideológica, es producto de una actitud comprometida y responsable con el entorno y con la sociedad y eso se nota tanto al pasear, observar y descubrir cada uno de sus edificios como al hablar con las personas que habitan en las que casa que él diseñó”, destaca la revista especializada.

De carácter fuerte, defendía sus proyectos con firmeza pero sin perder la sorna de la que hizo gala a lo largo de su vida. Siempre le gustó abrir su casa a los demás. Hoy será incinerado en el tanatorio municipal de Valencia, este miércoles a las 19 horas. Tenía tres hijos, Nuria, Alberto y Pablo, que siguió los pasos de su padre y ahora lleva el estudio de arquitectura.