La bici pública toma la ciudad

El Ayuntamiento aumenta un 25% las estaciones y vehículos de BiciMad. Abarcará desde la plaza de Cuzco hasta el entorno de Madrid Río

En la imagen, un usuario frente a la estación de bicicletas en la calle Mayor.
En la imagen, un usuario frente a la estación de bicicletas en la calle Mayor.cristóbal manuel

El Ayuntamiento de Madrid ampliará a partir de finales del abril el servicio público de alquiler de bicicletas (BiciMad) con 42 nuevas estaciones, 1.008 anclajes y 468 vehículos, lo que supone un incremento aproximado del 30%.

Según desveló ayer el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito (Partido Popular), BiciMad se extenderá principalmente hacia el norte, desde su frontera actual —en el eje de las calles de Alberto Aguilera, Sagasta y Ortega y Gasset— hasta la plaza de Cuzco. También crecerá, aunque forma más modesta, hacia el sur, con cinco estaciones adicionales en el entorno del parque de Madrid Río.

Sanjuanbenito explicó ayer que el norte de la capital concentra una fuerte demanda por parte de usuarios que desean realizar en bicicleta el trayecto entre su domicilio y el lugar de trabajo.

Las 123 estaciones y 1.560 vehículos disponibles ahora están distribuidos en el rectángulo delimitado por la calle de Bailén, el paseo del Pintor Rosales, las calles de Alberto Aguilera, Sagasta y Génova, las calles de Padilla y de Doctor Esquerdo, la avenida de Barcelona y la ronda de Toledo.

42 estaciones más

El servicio de bicicleta pública de Madrid se ampliará hacia el norte a partir de finales de abril con 37 nuevas estaciones, que llegarán hasta la plaza de Cuzco. En total, habrá 42 estaciones nuevas, con 1.008 anclajes y 468 vehículos más disponibles. Estarán ubicadas en:

Paseo de la Castellana, 164.

Avda. de Alberto Alcocer, 32.

Calle del General Yagüe, 57.

Paseo de la Castellana, 121.

Calle de Orense, 36.

Calle de General Perón, 1.

Calle de Capitán Haya en el cruce con General Perón.

Calle de Serrano, 210.

Calle de Orense, 12.

Paseo de la Habana, 42.

Paseo de la Castellana en su cruce con Hermanos Pinzón.

Calle del Príncipe de Vergara, 197.

Calle de Santa Engracia, 168.

Calle de Raimundo Fernández Villaverde, 33.

Paseo de la Castellana, 106.

Plaza de la República Argentina.

Calle de Agustín de Betancourt, 6.

Paseo de la Castellana, 63.

Calle del Príncipe de Vergara, 134.

Calle de Bravo Murillo, 44.

Calle de Santa Engracia, 120.

Plaza de San Juan de la Cruz.

Paseo de la Castellana en su cruce con la calle de Vitruvio.

Calle de Cea Bermúdez, 59.

Calle de José Abascal, 37.

Calle de Velázquez, 130.

Calle del General Álvarez de Castro en su cruce con Eloy Gonzalo.

Paseo del General Martínez Campos, 33.

Paseo de la Castellana, 43.

Calle de Diego de León, 52.

Paseo de la Castellana, 42.

Calle de Fernando el Católico, 19.

Calle de Manuel Silvela, 20.

Calle de Juan Bravo, 50.

Calle de Ortega y Gasset, 87.

Calle de Colombia, 7.

Paseo de la Habana, 63.

Cinco nuevas estaciones en la zona sur, que estarán ubicadas en:

Paseo de la Florida, 8.

Paseo de los Olmos a la altura del metro de Pirámides.

Paseo de la Esperanza, 2.

Paseo de la Chopera junto a la entrada del centro cultural Matadero.

Paseo de las Delicias, 92.

Tras la ampliación anunciada ayer, BiciMad contará con 165 estaciones y 2.028 bicicletas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Su perímetro crecerá hacia el norte por la avenida de Filipinas, la calle de Bravo Murillo, la plaza de Cuzco, la avenida de Alberto Alcocer, la calle del Príncipe de Vergara y la calle de Francisco Silvela. Las cinco estaciones nuevas en el sur estarán ubicadas en las proximidades de la estación de ferrocarril de Príncipe Pío, el estadio Vicente Calderón y el centro cultural Matadero.

Junto con las nuevas estaciones, también se ampliará la red de ciclo-carriles —en los que bicicletas y coches conviven con una limitación de velocidad de 30 kilómetros por hora—. Se añadirán 62 kilómetros adicionales a los 70 que se rotularon con pintura en el suelo tras la puesta en marcha del servicio en junio.

Sanjuanbenito aprovechó además para anunciar una inversión de cinco millones de euros en obras para mejorar el pavimento, la señalización y el alumbrado del deteriorado anillo ciclista a lo largo de 2015 y 2016.

El servicio de alquiler de bicicletas lo presta la empresa Bonopark, a la que se adjudicó el contrato en concurso público por 25 millones de euros durante los próximos 10 años. Ese contrato incluye la posibilidad de ampliar la oferta hasta un 30% al año, con el consiguiente incremento del pago; fuentes del área municipal de Medio Ambiente y Movilidad calcularon que la extensión prevista en 2015 supondrá aproximadamente 600.000 euros adicionales, hasta sumar un coste de cerca de tres millones anuales para las arcas municipales.

El Ayuntamiento informó ayer de que, a fecha de 17 de febrero, el servicio contaba con 30.830 usuarios con abono anual, a los que se sumaban las 2.933 tarjetas de uso ocasional expedidas hasta entonces (el 94%, para un solo día, aunque se ofrecen también para tres y cinco jornadas).

BiciMad es, tal y como pretendía el gobierno municipal, un servicio dirigido a los madrileños y no a los turistas, circunstancia en la que ha sido determinante que los tótems instalados en las estaciones hayan sido incapaces durante meses de tramitar en el momento la tarjeta de uso ocasional.

Los usuarios de esos pases diarios los han disfrutado en su mayoría en viernes, sábado o domingo, con una utilización media de 43 minutos —frente a los 17 minutos de media en días laborables y 21 minutos en fines de semanas de los abonados anuales.

Según el perfil del abonado anual realizado por el Ayuntamiento, el 40% tiene entre 26 y 35 años de edad, y otro 26% tiene entre 36 y 45 años. Los menores de 25 años suman el 15%, mientras que los mayores de 46 años suponen el 19%. El uso entre niños y mayores es residual.

Hay un pico de trayectos horarios (50.000) entre las ocho y las diez de la mañana; luego decrece ligeramente, pero a partir de mediodía se superan de nuevo los 50.000 usos, y van aumentando hasta rozar los 75.000 entre las dos y las cinco de la tarde. El máximo diario, en el entorno de los 80.000 usos, se alcanza entre las seis y las nueve de la noche.

Hay que esperar al tramo entre las dos y las seis de la madrugada para que los usos desciendan por debajo de los 25.000.

En días laborables, el tramo nocturno (de once de la noche a seis de la mañana) concentra el 14% de usos, pero en fines de semana se dispara hasta el 31%.

En cuanto a la distribución por días, el fin de semana (y, sobre todo, los domingos) es cuando menos utilizan el servicio los abonados anuales. Miércoles, jueves y vienes son los días de mayor demanda: se superan los 150.000 trayectos por jornada (hasta un 15% más que los domingos).

El último estudio municipal de movilidad se remonta a 2013, cuando aún no estaba en marcha BiciMad. El informe reflejaba que el uso de la bicicleta había crecido un 16% respecto a 2012, mientras que el tráfico había caído un 4% y, por primera vez, ese descenso incluía también a motos y ciclomotores (5,7%). Incluso el transporte público había perdido peso, debido a un recorte del servicio (del 5,8% en los autobuses urbanos y el 11,1% en el metro) que se había trasladado a la demanda (con una caída del 4% y el 7,2%, respectivamente).

El Ayuntamiento informó ayer de que, entre 2011 y 2014, el uso de la bicicleta ha crecido un 50%, y representa ya el 1,2% de la movilidad urbana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS