Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estudiantes llenan el centro de Valencia con su protesta

El seguimiento de la huelga contra la reforma de los estudios de grado bascula entre el 80% de Castellón y la "normalidad" de Elx

La manifestación estudiantil a su paso por el Puente del real en Valencia.
La manifestación estudiantil a su paso por el Puente del real en Valencia.

En torno a 7.000 alumnos se han manifestado esta mañana en Valencia, en la que ha sido una de las más nutridas manifestaciones estudiantiles de los tres últimos años, debido a que obedecía a una doble convocatoria. Por un lado, la Coordinadora Estudiantil de València, que aglutina a los principales sindicatos universitarios -Bloc d'Estudiants Agermanats, Acontracorrent, Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans- y encabezada el recorrido con el lema O els seus privilegis o la nostra dignitat. No al 3+2 y, por otro, el Sindicato de Estudiantes, con mayor implantación en los institutos de Secundaria.

La protesta ha contado con el apoyo de la Plataforma en Defensa de la Universitat Pública, que engloba asociaciones de padres y madres, sindicatos docentes y estudiantiles y otros colectivos. Durante el recorrido se han podido ver pancartas y escuchado consignas como Hui hi ha vaga, l'educació no es paga, Ja està bé de pagar la vostra crisi amb la nostra educació o Siempre contra toda injusticia.

En Alicante, la manifestación ha reunido más de un millar de estudiantes que han partido de las escaleras del IES Jorge Juan hasta Subdelegación del Gobierno. El delegado estudiantil de la UA, David Morcillo, ha cifrado en un 80% el seguimiento en el campus de Sant Vicent del Raspeig. "Éxito total. Se han situado piquetes pero sin altercados ni discusiones, el personal ha podido trabajar", ha dicho.

En Castellón, centenares de personas se han manifestado sin incidentes. Associació de Directors de Secundària, Moviments de Renovación Pedagògica, ADIDE, FAPA-Enric Valor, FAPA-Penyagolosa y Valencia Laica han expresado su apoyo.

En la mayoría de las universidades valencianas han actuado piquetes en los accesos a los campus desde primera hora de la mañana. Si bien la mayoría de los rectorados no han proporcionado datos de seguimiento de la jornada de huelga convocada, distintas fuentes han reconocido la disminución notoria de la actividad académica, aunque irregular según facultades y acentuada por el cierre de uno de la facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, de donde partía la manifestación, y de uno de los aularios del Campus del Tarongers, que con 14.000 alumnos es el mayor de esta universidad.

También permanecían cerrados los aparcamientos de este campus, donde un pequeño grupo de jóvenes ha hecho estallar botes de humo caseros, que han obligado a desalojar clases. Un guardia de seguridad que ha tenido que ser ingresado por un ataque de ansiedad, ha sido dado de alta a última hora de la mañana. La policía ha hecho algunas identificaciones posteriores entre los piquetes.

La Universidad Jaume I de Castellón ha cifrado el seguimiento de la huelga en un 80% del alumnado. La Miguel Hernández de Elx, por el contrario, ha calificado la jornada de normalidad académica.

Las marchas contra la "privatización encubierta" que creen que supondrá la aplicación del 'Decreto 3+2' se han llevado a cabo de forma casi simultánea en las capitales de provincia. "No estamos en contra del 3+2 como tal, pero el precio del máster debería ser el mismo que el del grado y tendría que haber un sistema de becas donde cualquier persona pudiera acceder al sistema público universitario", reivindican.

La huelga ha sido secundada por cerca del 90% del alumnado en las universidades valencianas, ha estimado Eva Romaní, de Acontracorrent. La representante sindical ha alertado que de "los másteres son mucho más caros en España que en el resto Europa", siendo el Decreto 3+2 "una medida más en la línea de la privatización de la universidad pública".

En la misma línea, Jordi Caparrós, del BEA, ha denunciado que el decreto impulsado por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, es un nuevo "golpe de Estado" para el sistema público. En concreto, la medida dará "carta blanca" a cada universidad para que elija qué quiere hacer, lo que a su entender es "injusto". Habrá estudiantes que con la misma titulación tengan tres años de grado y otros cuatro.

Desde el SE, su portavoz Ainoa Murcia, ha calificado esta reforma universitaria como un "nuevo ataque brutal a la educación pública". "El desembolso económico que supondrá es imposible permitírselo para una familia trabajadora. Para poder hacer una carrera que te permita acceder mercado laboral, entre 15.000 y 20.00 euros", ha calculado. Para este sindicato, era la segunda jornada de paro convocada, tanto en centros de secundaria como universitarios. Ha cifrado el seguimiento en un 95% en los centros de Secundaria y un 75% en universidades.

Por su parte, desde la Plataforma en Defensa de la Universitat Pública, Pau Díaz (FE CCOO PV) ha lamentado la "dificultad en el acceso a la universidad" que augura con Decreto 3+2 y ha expresado que desde la Plataforma han querido "colaborar para el éxito de la convocatoria del estudiantado, con reivindicaciones "comunes" a toda la comunidad educativa. comunes. Unidad de la comunidad educativa imperante.

Desde STEPV, Marc Candela ha lamentado también que el 3+2 "complica todavía más el acceso a los estudiantes a la universidad, a las familias que tienen problemas para tirar adelante y elitiza la universidad".