Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco inyectará 45 millones a la obra social

El beneficio aumenta al bajar las dotaciones vinculadas a la morosidad

Kutxabank, el banco creado por las cajas vascas en 2012 tuvo en 2014 un beneficio neto consolidado de 150,3 millones de euros, un 38,8% más que en 2013, una cifra "fuerte", según su presidente, Gregorio Villalabeitia, pese a que una buena parte procede de las menores dotaciones que han renido que hacer a lo largo del ejercicio y que les ha permitido tras tres años consecutivos de resultados positivos, incrementar hasta los 45 millones la aportación a las obras sociales de sus accionistas -las antiguas cajas BBK, Kutxa y Vital-, que será de 45 millones.

Consejero delegado

Kutxabank va a fichar a un consejero delegado. El presidente del banco, Gregorio Villalabeitia, ha dicho esta mañana que será el mejor, sin precisar si será de la casa o lo ficharán en el mercado, y después de aclarar que es una exigencia del regulador. Un regulador, que según dijo "ha venido para quedarse", dejando caer que sus exigencias son cada vez mayores. De hecho le han costado 110 millones en el ejercicio de 2014 y ayer mismo ejecutivos del Banco de España y del Banco Central Europeo estaban en la sede de la entidad vasca. Las fundaciones BBK, Kutxa y Caja Vital, aunque sobre todo la primera, están defendiendo estos días con uñas y dientes, primero que no actúan de forma concertada ante el banco, y después intentando minimizar que el socio mayoritario de Kutxabank, BBK evite un cuantioso Fondo de Reserva a cambio de mantener su participación del 57% en el banco. La regulación sobre las fundaciones bancarias y el Banco de España pueden penalizarle esa posición mayoritaria con un fondo que según algunas fuentes podría cercarse a los 700 millones de euros.

Villalabeitia no adelantó ayer cómo iba a lograr fondos BBK para afrontarlo, pero explicó que en caso de que se haga a través de dividendo de las participaciones que tienen en el Banco, los tres socios se verían financiados. Kutxabank tiene170 participaciones en empresas, de algunas de las cuales se va a desprender -en total, sin los activos inmobiliarios su valoración asciende a 3.300 millones- pero va a mantener las que considera estratégicas Iberdrola, Euskaltel y CAF.

La entidad más solvente de España, con un 12,7% de capital principal, es sin embargo una de las menos eficientes, y según el presidente del banco "la solvencia no es suficiente, la solvencia se nos supone",. por lo que a partir de ahora el objetivo ahora será mejorar tres niveles de rentabilidad que "son en los que se fijan los supervisores", el Banco de España y el Banco Central Europeo como la rentabilidad sobre activos, del 0,25 actualmente, la rentabilidad sobre fondos propios que se ha estancado en el 3,2,  y el ratio de eficiencia que está en el 61%. Kutxabank está preparando un plan para dos o tres años, en los que podrá cifras a los objetivos en el periodo. El problema es que en entorno de bajos tipos de interés se tienen que plantear ofrecer otro tipo de servicios como los seguros de salud.

Las claves para entender la mejora del ejercicio han sido las dotaciones que han dejado de hacer al reducirse la morosidad -407 millones, un 5,4% menos- la subida de las comisiones, y el aumento de ingresos procedentes de las participadas. Cajasur, comprada por la BBK, ha contribuido al resultado del grupo con un beneficio de 11,9 millones de euros. La inversión crediticia de Kutxabank ha experimentado una caída del 4,9% hasta llegar a los 43.467 millones de euros, por el progresivo desapalancamiento del sistema. No obstante, a lo largo de todo el año se han observado claros signos de reactivación de la demanda de crédito y de las contrataciones de préstamos: las contrataciones de créditos hipotecarios en las redes minoristas han crecido un 31%, y los préstamos personales para el consumo, un 26 %.