Ecclestone declaró que Camps quería pagar sin recibir derechos por la F-1

El británico admite la práctica de interponer empresas en acuerdos con los Gobiernos

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps y el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, en 2011.
El expresidente de la Generalitat Francisco Camps y el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, en 2011.carles francesc

Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula 1, afirmó ante la Fiscalía Anticorrupción que el Consell presidido por Francisco Camps deseaba pagar para que se celebrase en Valencia un Gran Premio del mundial de automovilismo sin estar interesado en recibir nada a cambio. El magnate británico declaró al fiscal que en las negociaciones con la Generalitat se le comunicó por escrito “que el Gobierno de la Comunidad Valenciana solo quería responsabilizarse del abono del canon y de las obligaciones administrativas, pero no de otros aspectos, tales como los derechos de marketing”.

El empresario precisó que el canon que debía pagar la Generalitat ascendía en 2009 a “24 millones de dólares estadounidenses” (21,6 millones de euros al cambio actual) para ir creciendo hasta los 36 millones de dólares previstos para 2014. Camps está imputado por el Tribunal Superior de Justicia valenciano por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación. El procedimiento partió de una querella de la Fiscalía en la que se acusa al expresidente de “interponer una sociedad privada”, Valmor Sports, en los acuerdos con el promotor de la Fórmula 1 pese a haber decidido que sería su Administración la que correría con los gastos.

Más información
El TSJ valenciano investigará a Camps por supuesta malversación en la F-1
Camps se escuda en los técnicos para justificar la gestión de la Fórmula 1
El fiscal acusa a Camps de crear una tapadera para organizar la Fórmula 1
El fiscal aprecia indicios delictivos en la forma en que se montó la F-1

Camps ha negado las irregularidades y ha destacado que el Gran Premio fue “esencial para el posicionamiento de la Comunidad Valenciana de cara al exterior”. Entre las pruebas aportadas por el fiscal figura la declaración de Ecclestone.

En ella, el máximo responsable del Mundial de F-1 asegura que las grandes decisiones del Gran Premio las trató él personalmente con Camps. “Le dije que el circuito [Ricardo Tormo, en Cheste] de Valencia que ya existía no era adecuado para este propósito, y hablamos sobre la posibilidad de utilizar un circuito urbano”, como el que se construyó.

Tras haber sentado las bases del Gran Premio, el enlace oficial de Ecclestone pasó a ser Belén Reyero, que trabajaba en Presidencia de la Generalitat. El británico la describe como “asesora del presidente Camps”, “intermediaria principal durante la negociación y conversaciones relacionadas con el Gran Premio de Valencia”. “No recuerdo a ningún otro intermediario involucrado entre Fórmula 1 [su compañía] y el Gobierno de la Comunidad Valenciana o Valmor”.

Ésta última empresa valenciana era la que formalmente figuraba como organizadora, aunque según los documentos y declaraciones recabados por la Fiscalía casi todos los gastos fueron asumidos por la Generalitat. “Entre los promotores con los que celebramos contratos es habitual que, o bien reciban apoyo, o estén sometidos a un control por parte de una autoridad pública. Algunos Gobiernos contratan a [la compañía] Fórmula 1 directamente y otros optan por hacerlo a través de una entidad privada separada”, indica Ecclestone.

Las pruebas del Campeonato de F-1 se celebran en países tan distintos como Estados Unidos, Alemania, Rusia, China o Bahréin. La declaración de Ecclestone da fuerza a la teoría de la Fiscalía de que Camps utilizó una mercantil privada como fachada de los acuerdos. Una actuación que, según Anticorrupción, implicó un “beneficio” para Valmor Sports”, al frente de la cual estaba Jorge Martínez Aspar, expiloto de motociclismo y también imputado. Aspar, según la jefa de protocolo de la sociedad pública Circuito del Motor, Natalia Meneu, era “muy amigo” del expresidente.

Ecclestone rememora con claridad ciertos pasajes y afirma haber olvidado otros. “El 1 de junio de 2007 me reuní en nuestra oficina con el presidente Camps. No recuerdo el propósito específico de la reunión. Después firmé el contrato de promoción de la carrera en nombre de Formula One Administration Limited (FOA) el 4 de junio de 2007 en Londres, y nuestros abogados lo enviaron a Belén Reyero”, la asesora de Presidencia de la Generalitat, para que una empresa, “Valmor”, “lo firmara”.

La asesora de Camps había anunciado meses antes al patrón de la F-1 que sería “una empresa privada” la que figuraría como promotora”, indica Ecclestone. “El 16 de mayo [de 2007] Belén Reyero confirmó que la entidad promotora sería Valmor Sports, y facilitó a nuestros abogados la escritura de constitución” de la mercantil, añade el británico.

Defensa de la querella

La Fiscalía Anticorrupción defendió este jueves la querella por la gestión de la Fórmula 1 presentada por Vicente Torres, uno de sus tres delegados en Valencia. La querella —y el informe de competencia vinculado a la misma— se presentaron contra el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, la exconsejera de Turismo Lola Johnson y el expiloto Jorge Martínez Aspar junto a cinco tomos de documentos, entre ellos la declaración del jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone. La declaración íntegra del británico fue aportada en inglés. Pero extractos de la misma fueron incluidos en el texto de la querella con algún error de traducción.

La Fiscalía limita la equivocación a “un único error sobre un elemento secundario de la base probatoria de la querella”. Este consistió en afirmar que fue Camps quien le propuso a Ecclestone el Gran Premio y quien llevó a una de sus reuniones un borrador de contrato, cuando el empresario había declarado que ambas cosas las había hecho él. Anticorrupción considera que tales “manifestaciones no afectan a la esencia de los hechos delictivos objeto de la querella”.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS