Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC se ofrece a Mas para gobernar a unos meses del 27-S

El presidente catalán recuerda que lo ofreció al inicio de la legislatura y "no fue posible"

Oriol Junqueras, esta mañana, durante su intervención en el Parlamento.
Oriol Junqueras, esta mañana, durante su intervención en el Parlamento.

A poco más de cinco meses de que se disuelva el Parlamento catalán y siete meses de que se celebren las elecciones del 27 de septiembre, Esquerra Republicana se ha ofrecido este miércoles a Artur Mas para "asumir las máximas responsabilidades en la creación de estructuras de Estado". Oriol Junqueras, presidente de ERC, ha asegurado en la sesión de control al Gobierno catalán que su partido reiteraba su "disposición y voluntad de gobernar" con los nacionalistas.

"Le hacemos el ofrecimiento, una vez más", ha dicho Junqueras, para rebatir así el reproche que durante los más de dos años de legislatura se le ha hecho a Esquerra desde CiU de no querer asumir el desgaste de los recortes en educación, sanidad y servicios sociales.

En el turno de réplica, Mas ha agradecido el ofrecimiento y ha recordado a Junqueras que los nacionalistas ya realizaron este ofrecimiento a ERC al inicio de la legislatura, hace poco más de dos años, "y entonces no fue posible".

Es decir, los republicanos lo rechazaron, aunque el presidente de la Generalitat no ha querido expresarse en estos términos para no enfriar las relaciones con Esquerra, un partido con el que ha pactado la aprobación la puesta en marcha de "estructuras de Estado" antes de las elecciones.

Junqueras ha evidenciado esa aparente sintonía y ha "agradecido" a Mas que acudiera a declarar a la comisión de investigación del caso Pujol (después de cuatro intentos fallidos por la negativa de ERC), y ha anunciado que, al margen de la Agencia Tributaria Catalana, también eras estructuras de Estado hacer escuelas, hospitales o residencias para ancianos. "Si no ponemos más dinero para eso es porque no lo tenemos", ha zanjado Mas.

Otro tono mucho menos agradable ha tenido la sesión de control cuando han preguntado los líderes de otros partidos políticos. Ciutadans, el PP e ICV-Esquerra Unida han acusado a Mas de "mentir" durante su declaración en la comisión de investigación del pasado 9 de febrero.

Así, Albert Rivera, presidente de Ciutadans ha reprochado al presidente catalán que no dijera en su comparecencia que conocía los negocios de Jordi Pujol Ferrusola, cuando en realidad no era así y en 2003 Mas acudió a inaugurar el Puerto del Rosario en Argentina, impulsado por una empresa del primogénito del expresidente de la Generalitat.

Mas ha replicado que Rivera no le preguntó por eso en la comisión. "Usted necesita construir una cosa que es falsa y atribuirme a mi mentiras, y quizás el que dice mentiras es usted", le ha espetado a Rivera.

Por su parte, el coordinador de Iniciativa per Catalunya, Joan Herrera, también ha acusado a Mas de mentir en aquella comisión por haber admitido que conocía la fortuna que tenía su padre en Liechtenstein, cuando a finales de los años 90 lo negó.

Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP, ha insistido en esa línea. "Mintió en la comisión y no delató a un evasor fiscal, que era su padre, sino que lo encubrió", ha dicho. "Ahora sé que mi comparecencia en la comisión no les fue bien a ustedes", ha replicado Mas.