Cae la banda del ‘Comisario’

La policía detiene a un grupo de cuatro atracadores de Usera que asaltaban locales de la capital

Un viejo conocido de la policía, con 19 detenciones, ha terminado esta semana con los grilletes puestos. José Carlos León Álvarez, de 45 años y conocido como El comisario, ha sido arrestado de nuevo acusado de cometer junto a otros tres compinches atracos en establecimientos de la capital, entre los que se encuentran una perfumería, un bingo y una joyería, según fuentes policiales.

El comisario se había ganado el alias por su forma de actuar. Se dedicaba a practicar los denominados vuelcos (robar la droga a los narcotraficantes antes de que la distribuyeran a los vendedores intermedios). Para ello, se hacía pasar por un alto mando de la policía de forma que intimidaba a los poseedores del estupefaciente. Por estos hechos, ya fue arrestado hace dos años. Su historial delictivo incluye una amplia variedad de delitos: malos tratos en el ámbito familiar, robo, amenazas, lesiones, tenencia de armas, robo con violencia e intimidación (atraco), asociación ilícita, detención ilegal y resistencia.

Junto al comisario, otro de los integrantes de la banda también había sido detenido en más ocasiones. En este caso, se trataba de Emilio Jiménez Lozano, conocido por el Mono. A sus 19 años, le han arrestado por delitos de atraco, robo, contra la salud pública (tráfico de drogas), contra la seguridad vial y robo de vehículos. Una de sus características principales es que durante un tiempo se tiñó el pelo de rubio. “A veces era tan impetuoso que se quitaba la capucha antes de dejar el local por lo que se le reconocía de manera perfecta”, reconocen fuentes de la investigación.

La investigación del Grupo XIII de Policía Judicial que ha concluido con la detención del comisario, el mono y otros dos compinches comenzó el pasado diciembre, cuando se produjeron atracos en la capital en los que los asaltantes siempre utilizaban coches de las marcas Seat y Volkswagen. Estos habían sido previamente sustraídos y siempre se recuperaban en una zona de Usera.

Los agentes de la llamada Operación Turán les imputan el atraco que ocurrió el pasado 2 de enero en un bingo de San Blas; el robo de una joyería en el distrito de Moratalaz el 14 de ese mes y el asalto a una perfumería de la cadena Juteco Fuencarral-El Pardo nueve días después. A ellos se une los robos de cuatro turismos. “Estamos investigando más casos porque puede que la lista de delitos sea todavía mayor”, reconocen fuentes policiales. Entre ellos se encuentra otro atraco en un salón de juegos de la calle de Eugenia de Montijo (Carabanchel) el 16 de enero.

Las pesquisas y en especial las grabaciones de los locales llevaron hasta un Volkswagen Touran (de ahí el nombre de la operación) que estaba vinculado con uno de los integrantes, Israel M. N., de 37 años. Este era el conductor de la banda. Los policías vigilaron a este sospechoso hasta que identificaron al resto de los integrantes. La forma de actuar era siempre la misma. Robaban un coche y se dirigían con él al local que ya habían vigilado. Fuera les esperaba Israel en la Touran, con la que les daba cobertura en caso de que hubiera problemas. También era el encargado de repartir al resto de integrantes de la banda a sus respectivos domicilios.

Fueron arrestados el miércoles en las proximidades de la avenida del Manzanares. El registro de los domicilios de los arrestados ha permitido recuperar dos machetes de grandes dimensiones, perfumes, tres centralitas electrónicas de coches y un extractor de bombillos de vehículos. Los agentes buscaron las pistolas usadas en los atracos, pero no las hallaron en esos pisos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50