Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalabeitia evita valorar el ‘caso Cabieces’ en el consejo

El presidente de Kutxabank recuerda que ya es tema judicial

El caso Cabieces se hizo un hueco al final de la reunión del consejo de administración de Kutxabank, celebrado este jueves en Bilbao. Pero sin especial relevancia. Gregorio Villalabeitia, presidente de la entidad financiera, precisó que se trata ya de “un tema judicial” y durante su corta intervención sobre este incómodo asunto abundó en detalles sobre el proceso abierto por la Fiscalía de Bizkaia a partir de la apertura de diligencias posterior a la denuncia presentada a instancias del Banco Central Europeo. Desde luego, esta polémica irregularidad detectada por el pago de hasta 243.592 euros a Mikel Cabieces, exdelegado del Gobierno en Euskadi, no figuraba en el orden del día del consejo, convocado con carácter ordinario y dedicado exclusivamente a asuntos económicos y de posicionamiento de Kutxabank en el mercado financiero. 

“Ha habido un ambiente neutro en el consejo”, se atrevieron a reconocer fuentes directas del banco vasco, donde se mantiene un ambiente de “inquietud y de adversidad” por la trascendencia de esta polémica. “Se pretende que a partir de ahora todo sea lo más liviano posible”, añadieron desde Kutxabank. Tras la aséptica intervención de Villalabeitia, ninguno de los consejeros valoró la situación procesal ni el alcance de las informaciones aparecidas sobre este caso. A su vez, al término del consejo, solo algunos de sus miembros conocieron la intención de Mario Fernández de hacer declaraciones a los medios una vez concluya su declaración en la Fiscalía de Bizkaia, alrededor de las 12 horas de este viernes. “Siempre ha demostrado una línea recta en su actuación y desde luego no se espera que se invente una fábula”, aseguraron en medios cercanos al consejo de Kutxabank sobre el alcance de la interpretación de los hechos que realice el expresidente del banco vasco.

Aunque la Fiscalía de Bizkaia se negó este jueves a aportar detalle alguno sobre el proceso de las diligencias abiertas, alegando su carácter “reservado”, la citación de Fernández a los medios informativos permitió saber ayer que su declaración será posterior a la que realice Mikel Cabieces. Ambos dedicaron este jueves a preparar sus respectivas declaraciones.

Como muestra evidente de la repercusión política de este escándalo, la comparecencia de Fernández y Cabieces ante la fiscal, Carmen Adán, será aprovechada por EH Bildu para contraprogramar con una comparecencia de su parlamentaria Marivi Ugarteburu frente a la sede judicial a modo de rueda de prensa.