universidad

Luc Theis analiza el presente y futuro de la Escuela de Negocios de Deusto

Analiza las fortalezas y las debilidades de la apuesta de este centro dentro de un mercado de reconocida competitividad

Garmendia, Luc Theis, Guibert, Román y Dorronsoro, de izquierda a derecha.
Garmendia, Luc Theis, Guibert, Román y Dorronsoro, de izquierda a derecha.

Luc Theis, director general de Deusto Business School, avanzó ayer el presente y futuro de este centro dentro de una comida-coloquio, que ha celebrado Alumni La Comercial en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Theis disertó sobre la actualidad y las líneas de desarrollo que se proyectarán en las próximas fechas para potenciar el proyecto de la Escuela de Negocios. El decano, Guillermo Dorronsoro, moderó el debate que se suscitó al finalizar la exposición. Les acompañaron en la mesa Agustín Garmendia, presidente de Deusto Business Alumni que se encargó de presentarle y Juan María Román, socio director de EY, firma esponsorizadora del evento que recibió a los asistentes con unas palabras de bienvenida.

Theis comenzó explicando qué es Deusto Business School. Para él es “la suma de la antigua Comercial, la ESTE, y la educación ejecutiva que comenzó a través de Inside. Con Campus en Bilbao y San Sebastián; además cuenta con la sede en Madrid (Castelló, 76), donde se está alcanzando una ventaja competitiva con el resto de universidades, por su situación estratégica”.

En opinión del director general “todo ha evolucionado con el tiempo y ya nada es como antes porque en la actualidad contamos con auditorías oficiales, con profesorado muy preparado…Y todo esto junto con el aumento de la apertura de facultades de económicas en muchos lugares, hace que nos encontremos en un mercado hipercompetitivo y desleal, con muchas marcas. Pese a ello contamos con unos presupuestos y con ellos Deusto Business School debe sobrevivir, hay que vivir en la realidad y con lo que disponemos”.

“Todo ha evolucionado con el tiempo y ya nada es como antes", ha dicho

Theis afirmó que “tenemos un mercado de compra y demanda, y la verdad es que nos cuesta ir fuera y vendernos. Según sus palabras tenemos como una especie de vergüenza ajena por no haber realizado los cambios con suficiente rapidez”.

Desde mediados de los 80 comenzaron a funcionar los rankings, pero hoy en día no debemos de olvidar que es un gran negocio. Theis dijo que “hasta ahora nos olvidamos de ese tema y hemos podido vivir sin ellos, pero ahora es obligatorio, podemos denominarlo como un mal necesario. Necesitamos acreditarnos para entrar en los rankings y evitar una falta de reconocimiento internacional”.

Luc expuso los puntos en contra que hemos tenido como “la falta de presencia en la educación ejecutiva, la situación sociopolítica del País Vasco que nos ha hecho mucho daño tanto a la Universidad como a Business School. Este hecho hacía que padres de comunidades limítrofes han evitado traer aquí a sus hijos, aunque este tema ha quedado atrás”.

Por otro lado, también añadió los puntos fuertes como que "podemos elegir prácticas para nuestros alumnos y el alto porcentaje de empleabilidad". Y en su experiencia personal ha detectado que "tenemos una buena fama pero está un poco olvidada, por ello debemos recordárselo a los que nos rodean porque Deusto es una marca muy consolidada".

Aunque Theis dijo que no es sólo un tema de las instituciones educativas sino que también los poderes públicos deberían ayudar también para potenciar los centros como en otros países. "Tenemos un producto absolutamente excelente, que apenas vendemos, y somos una escuela de docencia con tamaño reducido, dato que es positivo pero que obstaculiza atraer a los investigadores", señaló.

El ponente hizo una recopilación de los puntos fuertes de Deusto Business School. Citó la red de antiguos alumnos, la mejor de todas las escuelas de negocios, la excelencia en la docencia de la compañía de Jesús., una marca potente en España, excelentes relaciones con el mundo empresarial, una referencia en la formación in Company y una red de relaciones con universidades internacionales de primer nivel a través de Erasmus.

Según Luc Theis, "debemos construír sobre los puntos fuertes, posicionarnos como una boutique de referencia en todo lo que hacemos porque somos pequeños, y por tamaño no podemos competir pero si aprovechar la marca". Así, habló de "potenciar la excelencia en contenidos y profesorado y lo más importante, la marca Deusto".

También se refirió a las apuestas que pasan por el crecimiento para generar financiación, creando negocios, la presencia en los foros de opinión, en los medios de comunicación para que conozcan como pensamos, y obtener visibilidad". Y para todo ello hizo unas peticiones a los asistentes, en el sentido de "seguir con el orgullo de pertenencia y la ayuda para abrir las puertas de sus empresas", además de "referenciarnos a sus familias y allegados con la información de las formaciones que impartimos" y en la idea de que Deusto Business School "está abierta a recibir y compartir sus ideas".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50