Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FUERZAS DE SEGURIDAD

PNV y PSE piden a Interior que haga menos controles de la Guardia Civil

El socialista Rodolfo Ares ha señalado que Interior debe respetar a la Ertzaintza como policía integral

El Parlamento Vasco considera que los controles de carretera que montan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado (FSE) en Euskadi deben respetar el "escrupuloso" régimen competencial y guardar en "frecuencia e intensidad" la "adecuada proporcionalidad" entre los medios y los objetivos que pretenden. Esta declaración ha sido aprobada por PNV y PSEen contra de EH Bildu, PP y UPyD. Ambos grupos han acordado un texto alternativo a una proposición no de ley presentada por EH Bildu que exigía la cancelación definitiva de estos controles. En el texto pactado el Parlamento de Vitoria también insta al Ministro del Interior y al delegado del Gobierno en Euskadi a que adopten las medidas necesarias para adecuar las actuaciones del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil a sus competencias y que se respeten "escrupulosamente" las asignadas a la Ertzaintza como policía integral en Euskadi.

Además se pide a Interior que convoque a la mayor brevedad la Junta de Seguridad del País Vasco para analizar y acordar las cuestiones pendientes con el fin de mejorar la adecuación de la seguridad en Euskadi conforme a la realidad actual, tras más de tres años de cese de la actividad armada de ETA. Durante el debate, Julen Arzuaga (EH Bildu) ha argumentado que no tiene sentido que se lleven a cabo "controles contra ETA sin ETA" y ha opinado que éstos sólo pretenden ser una "obscena propaganda armada" y buscan criminalizar a toda la sociedad vasca. También ha asegurado que el texto acordado entre PNV y PSE no incluye ningún "reproche" a estos controles y que por ello no lo apoyan. El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha insistido en que el problema no son los controles sino el hecho que tengan o no una justificación y proporcionalidad, algo que en su opinión no existe. Ha recordado que, según datos de Seguridad, la Guardia Civil hizo el pasado año en Euskadi 2.750 controles paliativos -una decena al día- algo que, según ha dicho, no está justificado. También ha censurado la "insumisión" del Gobierno central por no convocar la Junta de Seguridad. El parlamentario del PSE Rodolfo Ares ha criticado la argumentación de EH Bildu y ha asegurado que a los socialistas nunca les ha "sobrado" la Guardia Civil y la Policía Nacional en Euskadi.

Sin embargo ha reconocido que el Ejecutivo central debe respetar a la Ertzaintza como policía integral y no puede mantener "una proliferación de controles que no se justifican ni en intensidad ni en cuantía" tras el cese de acción armada de ETA. También Nerea Llanos (PP) ha arremetido contra la intervención de Arzuaga, a quien ha acusado de dibujar un Estado policial que no se ajusta a la realidad. Ha añadido que los controles de las FSE se ajustan a derecho y entran en las competencias que tienen asumidas esos cuerpos. En la misma línea se ha manifestado Gorka Maneiro (UPyD), quien ha dicho que a EH Bildu no le preocupan los delincuentes, sino los que luchan contra ellos, y ha opinado que quien ha alentado de "manera irresponsable" el debate sobre los controles ha sido la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltran de Heredia, al asegurar que estas acciones "enfadan" a la ciudadanía por las "molestias" que generan.