Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO afirma que se dan “serias situaciones de esclavitud”

Carbonero señala Huelva, Almería y Vega del Guadalquivir como puntos negros

Carbonero, este jueves en Huelva. Ampliar foto
Carbonero, este jueves en Huelva.

La detención de cuatro personas por secuestrar y mantener en condiciones de esclavitud a tres inmigrantes en Olivares (Sevilla) no es un caso aislado. El secretario general de CC OO de Andalucía, Francisco Carbonero, advirtió este jueves que existen en Andalucía tres puntos negros donde se repiten situaciones de explotación laboral: Huelva y Almería y la comarca sevillana de la Vega del Guadalquivir.

“Se dan situaciones de esclavitud. Hay quien está facilitando vivienda en un cortijo, sin abonar salario, y tiene trabajando a toda una familia”, explicó Francisco Carbonero.

El dirigente sindical precisó que su sindicato ha presentado denuncias ante la Guardia Civil, ante la Inspección de Trabajo y ante la fiscalía. “En algunos casos se están resolviendo, pero son muy pocos porque escasean los medios”, lamentó Carbonero, quién pidió a la Administración que ponga mucho celo en este asunto.

Francisco Carbonero señaló que los trabajadores tienen miedo a denunciar cuando los contratos, si los hay, son precarios. “Estas cosas son las que está padeciendo mucha gente, algunas se resignan y otras no”, afirmó.

“Habrá un día, lo vengo repitiendo muchas veces, en que va a darse un estallido social porque esto no va a aguantar más. Esto es una olla a presión que va a explotar”, añadió el dirigente sindical, quien afirmó que la causa de esta situación es clara: “Detrás de cada uno de estos casos hay quien se está aprovechando de la miseria de la gente”.

El líder regional de CC OO lanzó un mensaje al PP para que actúe ante estos casos: “A ver si el PP hace alguna actuación cuando los sinvergüenzas que explotan a la gente de esta manera cometen estas fechorías. Podrían adaptar la ley para, entre otras cosas, cambiar la Reforma Laboral y que no haya tanto aprovechado de la miseria de la gente”.

Los cuatro detenidos de Olivares, todos de una misma familia, están ya en la cárcel acusados de supuestos delitos de trata de seres humanos, detención ilegal, amenazas, coacciones, tenencia ilícita de armas y pertenencia a grupo criminal.

Los detenidos captaron en Rumanía a tres jóvenes, entre ellos un joven discapacitado, que trasladaron España para explotarlos laboralmente en el campo bajo todo tipo de amenazas y agresiones, permitiéndole comer sólo una vez al día pan duro y agua.