Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno busca reducir a menos de 33 los muertos al año

El Plan vasco Estratégico de Seguridad Vial quiere conseguir que no fallezca en las carreteras ni un menor de 14 años

Estefanía Beltrán de Heredia, este miércoles en Vitoria.
Estefanía Beltrán de Heredia, este miércoles en Vitoria.

El Plan vasco Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura 2015-2020 persigue reducir por debajo de 33 el número de personas fallecidas al año en las carreteras de la comunidad autónoma.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y el viceconsejero responsable de este área, Josu Zubiaga, han presentado eset miércoles en Vitoria los principales objetivos de este documento, que busca reducir la siniestralidad en las carreteras y situar a Euskadi como referente en materia de movilidad segura y sostenible.

Para ello, la consejera ha abogado por que la ciudadanía tenga un comportamiento responsable y las instituciones públicas, en colaboración con los agentes privados, trabajen de manera coordinada y eficiente en la reducción del número de los accidentes de tráfico y también en su gravedad.

El plan fija cinco objetivos generales y cuantifica 21 metas estratégicas. Así, se centra en medidas para la protección de los colectivos vulnerables (viandantes, motoristas, ciclistas, jóvenes y personas mayores), en mejorar la gestión del tráfico en las vías principales, la seguridad en las carreteras secundarias y corregir comportamientos inadecuados (distracciones, velocidad, alcohol y drogas).

En el caso de las personas heridas graves, se establece un objetivo de reducción del 40 % para 2020 respecto a 2013 y también se quiere conseguir que el número de niños menores de 14 años fallecidos en accidente de tráfico sea cero.

Los ciclistas son otro de los colectivos que preocupa, de ahí que el plan plantee reducir un 75 % el número de personas fallecidas y heridas graves.En el caso de las personas mayores de 64 años el porcentaje de muertos a reducir se fija en un 50 % y en el de los motoristas y peatones, en un 40 %.

Otro objetivo es la disminución en un 10 % el tiempo medio de resolución de incidencias en el tráfico. También se marca como meta conseguir en los próximos cinco años reducir un 50 % el índice de accidentalidad con víctimas en carreteras secundarias. Además, la consejera ha explicado que entre 2015 y 2020 se pretende disminuir en un 50 % los positivos en alcohol y drogas tanto en los controles preventivos como en los que se hacen tras un accidente.

Según los datos aportados, en el periodo 2003-2013 los accidentes con víctimas en Euskadi se han reducido casi a la mitad. Beltrán de Heredia ha señalado que estas cifras sitúan a Euskadi como una de las regiones con los ratios de siniestralidad más bajos de Europa, si bien todavía están lejos de conseguir el objetivo marcado por la Unión Europea de reducir para el año 2020 a la mitad el número total de víctimas mortales en las carreteras respecto a los datos de 2010.