El fiscal del Supremo descarta actuar contra el portavoz del PP en el Senado

El ministerio público cree que no hay indicios suficientes para acusarle de soborno

La Fiscalía del Tribunal Supremo no encuentra, por el momento, indicios suficientes que justifiquen la apertura en este órgano de un procedimiento contra contra el portavoz del PP en el Senado y presidente de este partido en Lugo, José Manuel Barreiro, sobre quien la juez instructora de la denominada 'Operación Pokémon', Pilar de Lara Cifuentes, remitió una exposición razonada solicitando que el alto tribunal le investigase sobre supuestos delitos de cohecho y tráfico de influencias. Así se señala en el informe con el que ya cuenta la Sala de lo Penal del Supremo, según fuentes consultadas por Europa Press, y en el que la Fiscalía señala que es preferible que las actuaciones sean devueltas a la jueza de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, para que prosiga con sus averiguaciones en relación con Barreiro porque, por el momento, no se justifica una investigación del aforado en el alto tribunal.

La Fiscalía del Supremo se inclina por esta opción pese a que la jueza Pilar de Lara había solicitado inicialmente al fiscal de Lugo un informe sobre la conveniencia de elevar las investigaciones al Supremo, a lo que el Ministerio Público había dado, el pasado mes de julio, su consentimiento.En la exposición razonada en la que la jueza de la 'Pokémon' pidió al Supremo que investigase a Barreiro, por su condición de aforado, señalaba las "pruebas indiciarias" que, a su juicio, daban a entender que el senador popular "recibió 5.000 euros" de la empresa Vendex, por lo que habría incurrido en cohecho, y exponía los argumentos en relación a un segundo delito de tráfico de influencias.

En un escrito con fecha de 10 de octubre, De Lara aludía a un informe de finales de septiembre presentado por el Servicio de Vigilancia Aduanera sobre la supuesta influencia de Barreiro en la contratación de una persona en la empresa Doal, filial de Vendex y concesionaria de la ORA. Asimismo, la jueza asumía las conclusiones de los investigadores, que aluden a una conversación entre el responsable de Doal, Javier Reguera, y el delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor, en la que el primero le pediría a su jefe que trasladase al popular que su petición de contrato se había materializado para que "acallase" las críticas del grupo municipal popular a la gestión de la ORA. Aduanas ratifica que dichas críticas, efectivamente, "cesaron".

Igualmente, remarcaba que de los informes de Aduanas, las conversaciones, el análisis de documentación y, sobre todo, las "contradicciones" en declaraciones de testigos se infieren "indicios bastantes" para considerar que Barreiro pudo haber cometido cohecho y haber recibido dinero de responsables de Vendex, matriz de la 'Pokémon'.Además, subrayaba que en la documentación solicitada al PP no constan los 5.000 euros que supuestamente Vendex entregó a Barreiro ni tampoco se da por "efectuado" el pago en ninguna de las cuentas bancarias examinadas por Vigilancia Aduanera, "lo que revelaría que se podría haber realizado (al senador popular) a título particular".

En su exposición motivada remitida a la Sala de lo Penal del Supremo De Lara recordaba la condición de aforado de Barreiro, como senador, y que es presidente del PP de Lugo desde el año 2002, y se reafirmaba en que, de las distintas diligencias realizadas en el marco de la 'Pokémon', se infieren "indicios bastantes" para considerar que pudo haber cometido cohecho y tráfico de influencias. El apodo utilizado para designar a Barreiro en la trama del 'caso Pokémon' supuestamente era 'El Chino' o 'El Oriental'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS