Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP analiza impugnar las cuentas pactadas por Convergència y ERC

Camacho rechaza que los presupuestos incluyan partidas para estructuras de Estado

Alicia Sánchez-Camacho, presidente del Partido Popular en Barcelona.
Alicia Sánchez-Camacho, presidente del Partido Popular en Barcelona.

El Partido Popular está estudiando la posibilidad de impugnar los Presupuestos para este ejercicio cuya aprobación está prevista para este miércoles en el Pleno del Parlament por incorporar partidas para estructuras de Estado. Los convergentes y Esquerra Republicana pactaron el detalle de las cuentas la semana pasada después de que el Gobierno de Artur Mas accediera a incorporar un fondo extraordinario de 100 millones de euros distribuidos de la siguiente forma: 88 millones para políticas sociales y 11,5 para estructuras de Estado. Los dos socios evitaron añadir esas nuevas enmiendas al proyecto en la comisión precisamente para burlar una posible impugnación de los populares. Su idea es debatirlo el fondo directamente en el Pleno para esquivar la estrategia del PP.

El plazo para la impugnación expira este martes a las 9.30 y la junta directiva está estudiando esa posibilidad. No es la primera vez que el partido de Alicia Sánchez-Camacho toma una decisión de ese calibre: el año pasado ya impugnó las cuentas ante el Consejo de Garantías Estatutarias al reservar cinco millones de euros para la consulta soberanista.

Sánchez-Camacho ha mantenido siempre que su formación estará "vigilante" ante cualquier inversión en estructuras de Estado y hoy ha reiterado que su partido hará "lo imposible" para impedirlo. La popular ha juzgado las cuentas de "pésimas, irreales y ficticas" y ha insinuado que repetirán la estrategia que ya trazaron el año pasado.

No aceptaremos que los presupuestos incluyan pagos a estructuras de estado", dice Camacho

El fondo pactado por CiU y Esquerra está incorporado en la Ley de Presupuestos en el anexo 3 e incluye, entre otras cosas, estás dos partidas: 10,8 millones como aportación extraordinaria para la futura agencia tributaria de Cataluña y 700.000 euros para crear la agencia de la protección social de Cataluña, es decir, el embrión de una futura seguridad social catalana.

La senadora ha reivindicado a su partido por ser los "populares de la recuperación económica y la esperanza del crecimiento" frente a "populismos" como el independentismo catalán o Podemos, que buscan un "regreso al pasado" y "apuestan por la confrontación". Y ha arremetido contra Artur Mas por sostener el sábado que el Gobierno español es un "adversario" de Cataluña. "Tiene mucho morro por decir esas afirmaciones insolentes. Ambos son populismos independentistas o populismos bolivarianos o venezolanos, que lo que quieren es romper el sistema democrático que ha facilitado el progreso económico de España", ha dicho. En su opinión, Podemos y el soberanismo tienen muchos puntos en común al apostar por  la confrontación y la división social, por frenar la recuperación económica, y lo que menos necesita Cataluña y España es que nadie, de forma irresponsable, frene las reformas y el crecimiento", ha afirmado.

Más información