Salud amplía los supuestos para dar gratis el tratamiento de la hepatitis C

Los médicos tendrán la llave para recetar los fármacos a pacientes menos graves

La Generalitat ha ampliado desde el pasado día 23 de enero los supuestos que contempla el Ministerio de Sanidad para acceder de forma gratuita a los nuevos y caros tratamientos contra la hepatitis C, que tienen una tasa de curación que ronda el 95%. El Servicio Catalán de la Salud (Catsalut) emitió un dictamen dirigido a todos los hospitales de la red pública en el que permite prescribir los tratamientos con sofosbuvir y simeprevir (los nuevos medicamentos) no sólo a los pacientes más graves, como dicta la Administración central, sino también a los que se encuentran en estadios más leves de la enfermedad, si así lo deciden los médicos.

El Ejecutivo central fija la financiación de la medicación a los pacientes que están en lista de espera para un trasplante de hígado, los ya trasplantados, los que tienen problemas para ser tratados con interferón (otro de los fármacos empleados para combatir la enfermedad), los que han fracasado con otras pautas terapéuticas y los que sufren el grado más alto de fibrosis hepática (F4) —cirrosis—. Sin embargo, Cataluña ha ido un paso más allá y, desde la semana pasada, deja en manos del criterio médico que también los enfermos con F2 y F3 (precirróticos) accedan de forma gratuita a los carísimos fármacos —el tratamiento por persona oscila entre los 45.000 y los 88.900 euros en función de la duración y el combinado de fármacos—.

“Además de los pacientes más graves, en este dictamen se contempla también la valoración caso a caso de pacientes con F2 y F3 para administrar el tratamiento de acuerdo con el consenso y el criterio clínico”, apuntó ayer Antoni Gilabert, gerente de Farmacia y Medicamento del Catsalut. Con todo, advirtió una portavoz del Departamento de Salud, “eso no quiere decir que todos los enfermos con F2 y F3 vayan a recibir el tratamiento”, sino que dependerá de las valoraciones clínicas que hagan los médicos de cada caso en particular.

Más información
Los enfermos de hepatitis C llevan su denuncia hasta la Eurocámara
Pacientes y médicos piden un fondo específico para la hepatitis C
Las dos caras de la hepatitis C
350.000 muertos al año

El protocolo, consensuado según Salud con “sociedades científicas, hepatólogos y hospitales” catalanes, también contempla que “independientemente del grado de fibrosis”, se ha de administrar el tratamiento gratuito a enfermos con alto riesgo de contagio —”fundamentalmente personal sanitario”—, mujeres con intención de tener hijos y pacientes que presenten manifestaciones extrahepáticas.

“Las recomendaciones indican que el sofosbuvir y el simeprevir pueden beneficiar a más casos de los estipulados por el Estado”, explicó Gilabert a Europa Press. El dictamen ha sido redactado en base a las recomendaciones de la Comisión Farmacoterapéutica de la Medicación Hospitalaria de Dispensación Ambulatoria, de la que forman parte los principales agentes del sector.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A la vista de que también está pendiente que en 2015 se incorporen al Sistema Nacional de Salud (SNS) nuevos fármacos para combatir la hepatitis C, el dictamen deja claro que el documento que recoge los supuestos “se irá revisando y protocolizando para incorporar sucesivamente el acceso a los nuevos fármacos y situaciones clínicas”.

El Departamento de Salud, que empezó a suministrar el fármaco en abril de 2014 —el ministerio lo incluyó en la cartera del SNS siete meses después—, asegura haber costeado el tratamiento de unos 615 enfermos. Con todo, la falta de un registro de personas afectadas por la hepatitis C en Cataluña —los expertos advierten que sólo se diagnostica el 40% de los casos reales—, ha impedido a Salud medir el alcance exacto de la enfermedad y el montante económico necesario para abordar el tratamiento de todos los enfermos. Así, la Agencia de Salud Pública de Cataluña ha creado un grupo de trabajo para estudiar la epidemiología de la dolencia e identificar a los nuevos pacientes infectados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS