Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelto un exalcalde de Monachil de un accidente de un policía

La Audiencia cree que el siniestro pudo ser por una avería o por culpa de la víctima

La Audiencia de Granada ha absuelto al exalcalde de Monachil (Granada), José Luis Samos (PSOE), de un delito contra los derechos de los trabajadores por el accidente que sufrió un agente de la Policía Local con un coche oficial, al considerar que pudo ser por una avería o por culpa de la víctima.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Granada ha declarado absueltos al exalcalde —para el que la Fiscalía solicitó una pena de 20 meses de cárcel y 16 de inhabilitación para el cargo público—, al que era concejal de Seguridad Ciudadana en el momento de los hechos, Alberto Contreras, y al jefe de la Policía Local de Monachil, Juan Rafael C. M..

La Audiencia de Granada juzgó en dos sesiones la responsabilidad de los tres procesados en el accidente que sufrió el 13 de diciembre del 2009 un agente de la Policía Local que circulaba de servicio en uno de los vehículos oficiales por la carreteras A-395 desde el municipio a Sierra Nevada.

El accidente sucedió cuando el policía conducía por una vía descendente y se quedó sin frenos, por lo que perdió el control y colisionó contra otro conductor, lo que provocó el vuelco del coche policial, que quedó en estado de siniestro total.

Según los datos de la Fiscalía, diferentes agentes de la Policía presentaron ocho escritos desde julio de 2009 hasta el día anterior al accidente en los que alertaban de las deficiencias del coche siniestrado, por lo que responsabilizó a los acusados de no actuar para impedirlo.

La sentencia argumenta la absolución de los acusados en la versión “poco verosímil” que ofreció el policía del accidente y recalca que "ni resulta probada la infracción de normas de prevención de riesgos laborales ni que esa pretendida infracción pusiese en peligro grave la vida" de alguno de los agentes.

La Fiscalía calificó los hechos como un delito contra los trabajadores y un delito de lesiones al agente, que en el accidente sufrió policontusiones y diferentes heridas.

La sentencia, que han adelantado hoy varios medios locales, considera que al accidente "podría haber ocurrido por una avería mecánica en el vehículo, pero también por una causa imputable" al policía que conducía el coche oficial.