Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kutxabank denuncia a Fernández por un contrato con un líder del PSE

Villalabeitia cree “irregular” un acuerdo de 243.592 euros con Mikel Cabieces

Mario Fernández (izquierda) y Gregorio Villalabeitia el pasado mes de noviembre al formalizarse el relevo en la presidencia de Kutxabank.
Mario Fernández (izquierda) y Gregorio Villalabeitia el pasado mes de noviembre al formalizarse el relevo en la presidencia de Kutxabank.

La relación entre Gregorio Villalabeitia y Mario Fernández no empezó del todo bien, y desde este viernes la situación ha empeorado sustancialmente. El actual presidente de la entidad ha denunciado ante la fiscalía a su predecesor en el cargo, Mario Fernández, ante las sospechas de irregularidad en la firma de un contrato de prestación de servicios jurídicos con el bufete de abogados con el que el miembro de la Comisión Ejecutiva del PSE-EE, Mikel Cabieces, mantiene una relación profesional.

Al conocer la demanda de Kutxabank ante la fiscalía el propio Cabieces solicitó su baja temporal como militante del partido a instancias de la secretaria general, Idoia Mendia.

Mikel Cabieces era miembro de la ejecutiva del PSE-EE, nombramiento por el que renunció a su cargo como miembro del consejo de Kutxabank. Anteriormente había sido delegado del Gobierno en el País Vasco y alcalde de Portugalete.

De la Gran Vía a la Fiscalía

De la sede de BBK en la Gran Vía de Bilbao a los juzgados hay poca distancia, pero posiblemente Mario Fernández jamás pensó que los iba a cruzar a pie para dar explicaciones sobre una actuación de alguno de sus mandatos. El hombre escrupuloso en sus actuaciones y en sus análisis jurídicos, pertinaz en la aplicación de las soluciones y gran comunicador de sus logros, fue cuestionado ayer por el presidente que le sucedió en el cargo hace solo dos meses, Gregorio Villalabeitia.

Si la fiscalía entiende que hay sombra de dudas en la actuación denunciada por Villalabeitia, Fernández tendrá que explicar el contenido del contrato y el objetivo del mismo, además de las contrapartidas que incorporaba y si efectivamente estas se dieron durante el periodo de vigencia del mismo. Una imagen que desde luego Fernández posiblemente nunca llegó a imaginar.

Mario Fernández, de 71 años, el hombre que logró lo que sus antecesores no pudieron, la fusión de las tres entidades vascas en Kutxabank, no terminó especialmente bien con el partido que le aupó a la presidencia, el PNV, molesto por los ritmos que Fernández quería imprimir a la entrada de capital en el banco.

Si quedaba algún rastro de cordialidad con el equipo que le sucedió, y el que diseñó su salida, seguramente ayer por la tarde se desvaneció.

El hecho, que se hizo público bien entrada la tarde noche de este viernes no fue explicado en todos sus términos por Kutxabank pese a que la entidad hizo pública una nota. La entidad se limitó a anunciar que habían dado traslado al ministerio público de una actuación “de la anterior presidencia” que consideraban irregular. Al parecer Cabieces estuvo cobrando unos 6.000 euros mensuales a través del bufete de abogados, durante tres años, desde 2012 hasta la actualidad, por unos trabajos que según entiende Villalabeitia, no se produjeron.

Según ese comunicado, dicha actuación ascendió a 243.592,02 euros que ya “han sido íntegramente devueltos” por el bufete. La nota de la entidad, que nació de la fusión fría de las tres cajas vascas aseguraba: “Tras haber sido conocedores de determinada actuación irregular en nuestra entidad durante la anterior presidencia, y una vez verificada la misma por una Auditoría Interna, el Consejo de Administración ha acordado, en cumplimiento de la legalidad vigente y de las indicaciones de los órganos de supervisión, comunicar dicha actuación al ministerio fiscal”. En el tercer párrafo precisan la cuantía de la “irregularidad” y aseguran que ya ha sido devuelto, por lo que “el quebranto para la institución ha sido totalmente compensado”.

Y finalizaba: “Sin perjuicio de lo anterior, Kutxabank continua desarrollando su actividad y la atención a sus clientes con total normalidad, de acuerdo con los mismos valores que siempre han guiado su trayectoria”.

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, informó en un comunicado de que “sin prejuzgar responsabilidades”, tanto ella como el propio Cabieces acordaron la renuncia de éste a su cargo de secretario de Reformas Institucionales de la Comisión Ejecutiva de Euskadi, “para que nadie pueda utilizar este asunto contra el PSE”.