Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña suspende a Artur Mas, según un sondeo oficial

Una encuesta del CEO fija en un 4,8 la nota al Gobierno a ocho meses para las elecciones

El ‘president’ arranca el año electoral mermado por la gestión de los servicios públicos

El presidente de la Generalitat, Artur Mas.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. EFE

El Gobierno catalán ha sacado un suspenso a solo ocho meses de las elecciones en esa comunidad. La última encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat revela que los ciudadanos dan una nota de 4,87 sobre 10 a las actuaciones impulsadas por el gabinete de Artur Mas en el último año. Las políticas de empleo, la gestión de los servicios sociales y de la sanidad pública son los ámbitos que más descontento generan entre los ciudadanos que, en cambio, sí aprueban las actuaciones en materia de política lingüística, infraestructuras y seguridad. En el último año la valoración del Gobierno de Mas ha subido apenas una décima.

Pese a la nota de suspenso, son mayoría —un 61,4 %— quienes dan al Gobierno catalán una nota superior a cinco; pero, como consecuencia de que entre el 38% que le da un suspenso hay notas muy bajas —incluidos varios ceros—, la nota media cae hasta el 4,87. Casi la mitad de los encuestados (49,6%) cree que el Ejecutivo de CiU no sabe cómo resolver los problemas de Cataluña, mientras que el 40% —la gran mayoría, votantes de CiU y ERC— opina que sí lo sabe pero necesita más tiempo, y solo el 4,7% cree que Artur Mas está dando solución a los problemas de la comunidad.

La encuesta se ha hecho con una base de 1.600 entrevistas realizadas entre el 26 de noviembre y el 18 de diciembre, esto es, en plena pugna entre Convergència i Unió y Esquerra Republicana para gestionar el resultado de la consulta soberanista del 9 de noviembre.

Con todo, el estado de las “relaciones entre Cataluña y España”, que es como se refiere la encuesta a la cuestión territorial, solo es apuntado como el principal problema por un 14,6% de los encuestados. El problema territorial es el tercero más citado, después del paro y de la insatisfacción con la política.

Mejora insuficiente

El Gobierno catalán consigue una calificación de 4,87 puntos sobre 10, una décima más que hace un año. Solo aprueban la gestión de Artur Mas los votantes de CiU (6,77) y los de ERC (6,07). El resto lo suspenden, siendo los votantes de Ciutadans los más críticos (1,90).

El 49% de los consultados cree que Mas no sabe cómo resolver los problemas de Cataluña, mientras que otro 40% considera que sí sabe cómo hacerlo pero que necesita tiempo. Solo un 4,7% opina que Mas está solucionando los problemas de Cataluña. El paro y la corrupción penalizan la gestión de la Generalitat.

Los catalanes aprueban mayoritariamente la gestión del autogobierno que hace Mas. Le dan una nota media del 5,31, ligeramente superior a la registrada hace un año. En general, el impulso del “derecho a decidir” es lo más positivo que los catalanes destacan de la actuación del Gobierno de Mas. Así lo defiende el 25,1%. Pero cuando se hace la pregunta a la inversa —“¿qué es lo peor que ha hecho el Gobierno?”—, los ciudadanos destacan los recortes sociales en primer lugar y el impulso del “derecho a decidir” en segundo lugar. Esta pugna entre favorables y detractores del proceso soberanista es una constante en todo el sondeo, en el que los electores de Ciutadans y PP son los más críticos con toda la gestión de la Generalitat, especialmente en los asuntos relacionados con el autogobierno y la lengua.

El director del Centro de Estudios de Opinión, Jordi Argelaguet, relativizó el suspenso de la ciudadanía al Gobierno catalán. “Habría que compararlo con otros países de nuestro entorno; a François Hollande, por ejemplo, ya le gustaría tener una popularidad del 4,7 o 4,8”, dijo. Además, Argelaguet insistió en que lo que hace bajar más la nota al Ejecutivo de Artur Mas es la extrema dureza con la que lo califican sus detractores, muchos de los cuales lo valoran con un cero.

En el suspenso de la gestión de Mas influye también que los votantes de CiU y de ERC, partidos socios en Cataluña, no son especialmente generosos con sus calificaciones. Uno de los dirigentes de CiU que suele insistir en la necesidad de gobernar y de no fiarlo todo al proceso soberanista, Josep Antoni Duran Lleida, de Unió, lanzó ayer otra carga de profundidad contra la actual situación politica catalana. Duran instó a los nacionalistas a participar en un eventual proceso de reforma constitucional, si es que llega a abrirse, porque entiende que la situación de Cataluña podría ir a peor si se quedara fuera de ese diálogo.

Leyes por vía de urgencia

MIQUEL NOGUER

Con el debate soberanista encallado por la falta de acuerdos concretos entre CiU y ERC, el Gobierno catalán quiere aprovechar los ocho meses que le quedan antes de las elecciones del 27 de septiembre para intentar demostrar que tiene discurso más allá de la cuestión territorial. Por este motivo el Gabinete de Artur Mas se ha movilizado para aprobar un mínimo de nueve proyectos de ley por la vía de urgencia. Con ello espera hacer frente a las críticas de la oposición, que le acusa de no gobernar y de fiarlo todo a las disputas constantes con el Gobierno central.

Mas ha aprobado 35 leyes en lo que va de legislatura, muchas de las cuales estaban pendientes del anterior mandato que, como el actual, acabó antes de tiempo por un adelanto electoral. Entre ellas están las leyes de Transparencia, de acción exterior de la Generalitat y de construcción del centro lúdico y de juego BCN World. También ha creado por ley nuevos impuestos, como el que grava la aviación comercial o las nuevas tasas sobre los depósitos bancarios. La ley de más calado político, la de consultas, sigue suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional.

Entre los textos que ahora CiU y ERC quieren aprobar con la máxima urgencia está el que grava las viviendas vacías, el que se refiere al sistema de calidad universitaria de Cataluña, el del sistema catalán de empleo o el de cooperativas. Completarán la acción legislativa de Mas los textos destinados a crear lo que denomina “estructuras de Estado”, como la ordenación del cuerpo de funcionarios de la Agencia Tributaria Catalana.

Más información