Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La redada de los Mossos en Lleida acaba con 22 detenidos

Ocho de los arrestados son menores y se les acusa de agresiones y robos a jóvenes

Diez detenidos en una redada en Lleida.
Diez detenidos en una redada en Lleida.

La espectacular operación policial llevada a cabo esta mañana en Lleida contra la delincuencia organizada, con la intervención de más de un centenar de agentes de la División de Investigación Criminal de los Mossos d’Esquadra, se ha saldado con 22 detenidos, todos ellos pertenecientes a la banda juvenil Lobos callejeros, dedicada a la comisión de robos con violencia. A los detenidos se les imputan 35 hechos delictivos. Se les acusa de robar, extorsionar y agredir a menores en plazas, parques y en las salidas de colegios, además de robar en comercios locales, en horario nocturno.

El operativo, que todavía sigue abierto y bajo secreto de sumario, ha comenzado poco antes de las siete de la mañana de forma simultánea en varios puntos de la ciudad, y a los detenidos, entre los que hay al menos ocho menores de edad, se les acusa de varios delitos. Según la policía, acorralaban y amenazaban a otros jóvenes, a quienes robaban móviles, dinero y otras pertenencias de valor que llevaran.

Los agentes han realizado una docena de entradas y registros en domicilios situados en las calles Nord, Sant Ruf, Carme, Príncep de Viana y Alcalde Porqueres. En algunas viviendas de los detenidos se han intervenido numerosos objetos supuestamente robados, entre ellos varias bicicletas. Las investigaciones empezaron el pasado verano y la policía cree que ha desmantelado el núcleo duro de la banda, que incluso tenía su perfil en Facebook. En algunos casos, registraron con cámaras de móviles sus agresiones.

La banda contra la que se ha actuado hoy se daba a conocer en las redes sociales con el nombre de Lobos callejeros y, supuestamente, se había especializado en cometer hurtos y robos con violencia en pisos y establecimientos comerciales durante la noche. Estos delitos habían creado en los últimos tiempos mucha alarma social en las zonas en las que solían actuar.