Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC elige a un independiente como candidato a la alcaldía de Tarragona

Albert Abelló, presidente de la Cámara de Comercio, releva a Victòria Forns

.

El comité local de Convergència Democràtica (CDC) de Tarragona ha elegido a un independiente, el presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad, Albert Abelló, como candidato a la alcaldía para las elecciones municipales del 24 de mayo. En la votación del comité, celebrada la noche de este lunes, Abelló ha derrotado a la actual portavoz de CiU en el Consistorio, Victòria Forns. Ambos pugnaban para encabezar la lista municipal de CiU y el presidente de la Cámara de Comercio finalmente se ha impuesto por un estrecho margen de votos: Abelló ha conseguido 16 apoyos frente a los 12  alcanzados por Forns. También hubo un voto nulo y uno en blanco.

En los próximos días la asamblea local de CDC deberá ratificar la candidatura de Abelló. Convergència oficializará su alcaldable a solo cuatro meses de los comicios porque los dirigentes locales se encontraban sumidos en una batalla interna sobre ratificar a Forns o relevarla. Abelló tenía el apoyo de la cúpula del partido, admitió la semana pasada el coordinador general de CDC, Josep Rull, cuando acudió a Tarragona para tratar de desencallar la situación. La propuesta inicial de Abelló pasa por renovar el grupo municipal nacionalista al completo con independientes como él. En los últimos meses el presidente de la Cámara de Comercio no ha dudado en hacer política desde este organismo por ejemplo criticando al gobierno local que dirige Josep Fèlix Ballesteros (PSC). En diciembre un informe de la Cámara afirmó que en Reus, donde gobierna CiU, es tres veces más barato aparcar que en Tarragona.

“Es una candidatura revulsiva y una opción real de gobierno”, ha explicado el presidente de CDC de Tarragfona, Jordi Sendra, sobre el proyecto encabezado por Abelló. En los pasados comicios, Forns fue la gran esperanza de la federación nacionalista, sin rumbo desde que Joan Miquel Nadal dejó la acaldía en 2007. En 2011, CiU cosechó los terceros peores resultados de la historia en Tarragona alcanzado 7 ediles frente a los 12 de los socialistas.

Forns intentó urdir un pacto con el PP para acceder al poder retando a la cúpula de Convergència, que había estipulado respetar en los municipios a las listas más votadas. El entonces secretario general adjunto de CDC, Oriol Pujol, incluso tuvo que reunirse con los militantes tarraconenses. Finalmente la presión de la dirección de Convergència sobre Forns ahogó el pacto con el PP. Este episodio y el hecho de que algunos dirigentes crean que durante todo el mandato ha realizado una oposición débil fueron los detonantes y provocaron que CDC buscase otro candidato.