Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expediente sancionador por el fallo en las campanadas de Canal Sur

El ente autonómico pasa de emitir un vídeo humorístico a amenazar con despidos

Enrique Sánchez y Ana Ruiz, durante la retransmisión desde Almería. Ampliar foto
Enrique Sánchez y Ana Ruiz, durante la retransmisión desde Almería.

La dirección de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), el ente del que depende Canal Sur Televisión, ha confirmado la apertura del expediente sancionador a los dos editores y al secretario de continuidad investigados por el fallo en la retransmisión de las campanadas de Nochevieja. Este proceso podría culminar con sanciones que van de los 20 días de suspensión de empleo al despido. El incidente, sobre el que la misma entidad difundió un vídeo humorístico restando importancia al fallo, le ha costado el cargo al director de Emisiones y Continuidad de Canal Sur Televisión, José Luis Pereñíguez, quien tenía prevista su próxima jubilación. El subdirector general de la RTVA, Joaquín Durán, ha solicitado comparecer en el Parlamento para dar explicaciones. El secretario general de CCOO en la sección sindical, Pedro Corrientes, apoyó a los empleados y culpó al sistema informático establecido para la continuidad y a los defectos de organización.

Canal Sur ha alternado, desde que el 31 de diciembre se interrumpiera la retransmisión de las campanadas con anuncios previstos para el final de ese espacio, las medidas disciplinarias con silencios o un vídeo jocoso restando importancia al error. La dirección ha vuelto este lunes a la fase de las responsabilidades y, según confirmo a Europa Press el director de Estrategias y Comunicación de la RTVA, Antonio Ramírez, ha ratificado la apertura de expediente para “averiguar qué ocurrió”. “Ya se verá cómo culmina este proceso, si con sanción o no”, indicó.

El representante de CC OO, quien advirtió que han estado “desde el minuto uno apoyando a los trabajadores”, explicó que los empleados podrán presentar ahora las alegaciones y que posteriormente se resolverá el expediente sobre un incidente del que responsabilizó a los “serios problemas de organización” y a un “sistema mal diseñado” para informatizar la continuidad, el proceso que une los espacios con los anuncios.

Antonio Muñoz, también de CCOO, reclamó que, antes del expediente sancionador, culmine el expediente informativo que delimite “científicamente” qué es lo que ha fallado y en el que intervengan expertos. “El día 31 se quiso hacer el programa con menos plantilla para ahorrarse presupuesto y ahora no quieren asumir las consecuencias de haber cambiado a un técnico por un programa informático”, añadió.

La continuidad del especial del día 31 se había programado para que la publicidad se emitiera en el primer minuto de 2015, pero salió al aire 60 segundos antes. Desde Almería, donde todo el dispositivo funcionó como estaba previsto, se intentó recuperar el directo manualmente, pero volvió a emitirse un segundo anuncio mecánicamente, por lo que solo se escucharon las últimas dos campanadas.

“No se supervisó ni hubo seguimiento”, añadió Corrientes, quien aseguró que fallos como estos se producen a diario pero no tienen repercusión porque no hay tanta expectación sobre la emisión. “Llevamos dos años advirtiendo de los problemas”, zanjó.

Más información