El móvil, la primera causa de muerte al volante en Cataluña

Espadaler vincula las 140 muertes en accidente de tráfico de 2014 con el déficil de infraestructuras viarias

La mortalidad viaria en las carreteras catalanas interurbanas se ha reducido en 2014 un 17,6 % respecto al año anterior. Un total de 140 personas perdieron la vida en 2014 en las vías catalanas, 30 menos que en 2013. Según el consejero de Interior, Ramon Espadaler, con estas cifras Cataluña lidera la reducción de la mortalidad en las carreteras del Estado español. Espadaler ha destacado que, por primera vez, la distracción al volante ha superado al exceso de velocidad como causa de accidente de tráfico en carretera. Dentro de estas distracciones sancionables, Espadaler se ha atrevido a cruzar las estadísticas de Mossos d’Esquadra que confirman que el 87 % de las multas impuestas por las distracciones al volante tienen que ver con la manipulación de teléfonos móviles o GPS.

Espadaler ha dejado claro cuál será la política policial: “El que responde a una llamada al volante asume un riesgo superior al de conducir con una taxa de alcohol diez veces superior a la permitida”. El consejero ha asegurado que los Mossos d’Esquadra y el Servei Català de Trànsit podrán especial énfasis en evitar el uso del teléfono al volante durante el 2015. Se pretende poner en marcha diversas campañas de educación y perseguir, con sanciones, al conductor que persista usando este tipo de dispositivos.

Tras las distracciones al volante, el resto de accidentes en los que ha resultado implicada alguna víctima mortal han tenido que ver con el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas y en una cuarta posición la conducción tras haber consumido psicofármacos.

El consejero de Interior ha destacado que respecto al 2010 la reducción de fallecidos acumulada es ya de un 40 %, lo que supone 106 víctimas mortales menos que ese año. Espadaler ha identificado el número de muertos en carretera con el déficit de infraestructuras viarias de Cataluña respecto al resto de España: “Disponemos de 2,8 kilómetros de carreteras menos por millón de habitantes que el resto del Estado”. El consejero también ha remarcado que el 60% del parque móvil que circula por Cataluña supera los 10 años de antigüedad.

Sólo en la demarcación de Tarragona, donde el año 2013 se redujeron las víctimas a la mitad, han aumentado los accidentes de tráfico (17,3 %) y precisamente es una vía de esta provincia, la N-340, la carretera con más víctimas mortales en 2014, con 12.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS