Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo llama a una “batalla crucial” por la “limpieza pública”

"En la indignación ciudadana existe la fuerza para vencer a individuos que militan en su interés personal", reconoce en referencia a la corrupción en su discurso de Fin de Año

Feijóo, durante la grabación de su discurso en O Porriño.
Feijóo, durante la grabación de su discurso en O Porriño.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, difundió su tradicional mensaje de Fin de Año desde el Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia, en O Porriño, un escenario que le sirvió para proclamar el deseo de abrir en 2015 una “nueva etapa” que deje atrás la crisis económica. Aunque evitó en su discurso la palabra corrupción, sí apeló a la “indignación ciudadana” para llamar a una “batalla crucial” que permita lograr la “limpieza” en la vida pública.

 En su intento por espantar el fantasma de la crisis, Feijóo aseguró que Galicia ha cerrado 2014 con cifras alentadoras, entre las que destacó que hay 22.000 parados menos. El presidente atribuyó esta mejoría al “esfuerzo de los gallegos” así como a la actuación de un Gobierno que “supo anticiparse con terapias apropiadas, cuando aún se decía que la crisis era ficticia”. “Empezamos a vivir una nueva etapa. Nadie entendería a un enfermo que no hiciese caso de los primeros síntomas de la dolencia, ni tampoco otro que despreciase las primeras señales de recuperación”, proclamó.

En el terreno político, el jefe del Ejecutivo autónomo llamó a la unidad de todos para regenerar la vida pública. “Juntos podemos ganar una batalla crucial que atañe a la limpieza de nuestra vida pública”, señaló. “Existe la fuerza necesaria para vencer a individuos que militan en su interés personal. Está en la indignación ciudadana que producen, también en la de los ciudadanos de todos los partidos que nos dedicamos a la política y que asistimos a cómo se desvirtúa el servicio público". El presidente ensalzó además el idioma gallego como una herramienta útil, aunque sin mencionar el debate abierto por las últimas estadísticas que revelan una fuerte caída en su uso, y no olvidó deplorar la “vergüenza” de la violencia machista.

Los partidos de la oposición no tardaron en criticar el mensaje de Feijóo y sus tintes optimistas. “Tenemos un presidente de la Xunta que si no estuviese nadie lo notaría, con un preocupante falta de ambición, sin proyecto y asentado en el inmovilismo”, afirmó el secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro. La viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, le recriminó que “ni se haya atrevido a pronunciar la palabra corrupción”, mientras el líder del BNG, Xavier Vence, calificó el discurso de “vacío, vaporoso y lleno de incienso para sí mismo”.