Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 70.000 asalariados cobran menos del sueldo mínimo

Las mujeres son mayoría aplastante entre los trabajadores gallegos con una nómina que no llega a los 638 euros al mes

Es otra de las caras de los bajos salarios en Galicia. En 2013, el 54,9% de los asalariados con jornada parcial ganó menos del salario mínimo, es decir, su sueldo no llegó a los 638,09 euros mensuales. Este porcentaje equivale a 64.400 personas, a las que habría que sumar ese 1% de asalariados a tiempo completo (5.100 gallegos) que están en la misma situación. En total, son 70.000 los gallegos con nómina que cobran menos de 638 euros al mes, según los datos revelados hoy por el Instituto Galego de Estatística (IGE), dependiente de la Xunta, basándose en cifras extraídas de la Encuesta de Población Activa (EPA).

La gran mayoría de los asalariados que ingresan menos del sueldo mínimo son mujeres, ya que son ellas las más trabajan con un contrato a tiempo parcial. De los 70.000 gallegos en esta situación 54.600 son trabajadoras frente a 14.900 hombres. El año pasado, el 6,6% de los hombres tenía jornada parcial frente al 24,2% de las mujeres.

Casi el 85% de los 777.000 gallegos con nómina trabaja a jornada completa. De ellos el 20,4% ingresó menos de 1.217 euros brutos al mes (135.000 personas); el 40,3% tuvo en 2013 un sueldo de entre 1.217 euros y 1.819; y el 39,2% restante cobró más de 1.819 euros. Una vez más son las mujeres las que copan la franja salarial más baja. El 46,2% de las gallegas tuvo una nómina de menos de 1.217 euros, unas cantidades con las que tiene que sobrevivir solo el 17,5% de los hombres.

Según el Estudo de Salarios publicado por el IGE hace unos días, en el periodo que va de 2007 a 2012 se produjo en Galicia una “fuerte” disminución del número de hogares cuya principal fuente de ingresos son los salarios. En este lustro el peso de las familias en las que la nómina es la base de su sustento perdió siete puntos porcentuales (pasó del 50% al 47%), lo que supone una caída del 11%. Los que crecen en la comunidad, destaca el informe del IGE, son los hogares que viven fundamentalmente de las pensiones.

El Estudo de Salarios del IGE detecta que las remuneraciones medias que entran en los hogares gallegos han caído entre 2007 y 2012 un 6%. El descenso se registra, según estos datos, en todas las unidades familiares sea cual sea su fuente de ingresos, aunque con una excepción: aquellas familias que sobreviven principalmente de una pensión contributiva, en las que el ingreso medio ha aumentado un 17%.