Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aplaza a enero la solución a la deuda del Consorcio Valencia 2007

Con un pasivo de más de 400 millones, los ingresos previstos por la entidad para 2015 son de cinco millones

El Gobierno de Mariano Rajoy aplazó ayer la solución, que promete "definitiva", al problema de la deuda que el Consorcio Valencia 2007 ha engordado año tras año hasta superar los 400 millones de euros al cierre de este ejercicio. El secretario de Estado Antonio Beteta remitió a la próxima reunión de la Comisión Delegada de asuntos económicos, en el mes de enero, previa al Consejo de Ministros, para abordar la reestructuración general de una deuda que arrancó la pasada década con un préstamo del Instituto de Crédito Oficial.

 Los ingresos previstos para 2015 son de cinco millones de euros, según los presupuestos aprobados ayer por el consejo rector del consorcio, creado el Ayuntamiento de Valencia, la Generalitat y el Gobierno con motivo de la Copa América. En 2014, los ingresos han sido de 4,3 millones y los gastos de 6,4, según informó su director, Pablo Landecho, que consideró positivo el balance.

Entre otros proyectos, el consejo aprobó como prioritario el derribo de la antigua base del equipo de regatas Luna Rossa, para construir "zonas ajardinadas y de recreo ciudadano". A lo largo del ejercicio se prevé licitar la concesión del edificio Veles e Vents, con el fin de albergar espacios gastronómicos, culturales y formativos.

El consorcio asegura que en abril estará listo “un proyecto que va a transformar la Marina Real”. Se trata del clúster tecnológico que el presidente de Mercadona, Juan Roig, construye sobre tres de las antiguas bases norte de la America's Cup. Integrado por el centro de formación EDEM, Lanzadera y el Business Angels, este “ecosistema” de innovación supone una inversión cercana a los 30 millones de euros.