Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ILP para una nueva RTVV agudiza el debate sobre el cierre de Canal 9

El PP y la oposición apoyan tramitar la propuesta en medio de reproches

Los promotores de la ILP por la reapertura de RTVV responden a los aplausos de los diputados tras la aprobación de su tramitación. Ampliar foto
Los promotores de la ILP por la reapertura de RTVV responden a los aplausos de los diputados tras la aprobación de su tramitación.

La iniciativa legislativa popular (ILP) por un servicio público de Ràdio Televisió Valenciana, que apoyaron con sus firmas cerca de 90.000 ciudadanos, se convirtió ayer en la primera que se acepta a trámite en las Cortes Valencianas. Logró, además, que el tablero electrónico de las votaciones se iluminara completamente en verde. Pero la unanimidad era engañosa. El cierre de Canal 9 hace poco más de un año volvió a enfrentar al PP con los grupos de la oposición.

El portavoz del PP, Jorge Bellver, argumentó la necesidad de que una nueva RTVV sea “sostenible” y acusó a la oposición de haber boicoteado la ley del Estatuto de RTVV que el PP aprobó en solitario en 2012. “Queríamos una RTVV que naciera sin deudas, sostenible y viable”, dijo el portavoz popular. “Queríamos empezar de cero”. Bellver advirtió al resto de grupos de que harán “un flaco favor” a los ciudadanos que la han apoyado “si utilizan esta ILP como un arma contra el PP”.

El PP lleva la reforma del Estatut a ningún sitio

El Partido Popular aprobó ayer en solitario, en el pleno de las Cortes Valencianas, una propuesta de reforma del Estatut d'Autonomia que acabará en ninguna parte. El dictamen, elaborado por la comisión parlamentaria de estudio para una reforma del Estatut, insta al Consell a impulsar un cambio que reduzca el número de diputados, cambie el sistema electoral, suprima el aforamiento para los diputados y rebaje el número de firmas necesarias para presentar una Iniciativa Legislativa Popular.

El problema es que las reformas del Estatut necesitan de una mayoría cualificada del Parlamento de dos tercios para salir adelante. Una condición que no se da después de que el PP decidiese unilateralmente paralizar en el Congreso de los Diputados la reforma aprobada por las Cortes en 2011 para pedir al Estado que invierta en la Comunidad Valenciana en función del peso de este territorio en España.

Aún así, el portavoz del PP, Jorge Bellver, insistió ayer en defender la iniciativa y reclamó a la oposición que no se ponga “de espaldas a la gente y que se olive de cuestiones partidistas”. “Propongo que rectifiquen, la sociedad valenciana quiere cambio”, dijo Bellver.

“El cambio que quiere la sociedad es que se vayan”, replicó el socialista Antonio Torres, que recriminó al PP que el pasado mes de septiembre aplazase por cuarta vez la reforma del Estatut en el Congreso “poniendo como excusa que era porque se había constituido una comisión de estudio”. Una comisión que, según el PSPV, fue “una farsa, un paripé y una pérdida total y absoluta de tiempo”.

“Las reformas del Estatut siempre han sido por consenso”, remachó. Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, lamentó que no se hubiese aprobado la reforma de 2011. “La inversión del Gobierno de España es de 121 euros por valenciano, mientras que la media de España es de 209”, dijo Morera, que destacó: “No nos podemos fiar de un grupo parlamentario que no defiende los intereses de los valencianos”.

Lluís Torró, de Esquerra Unida, advirtió que su grupo no pensaba participar en un debate “trampa” como el planteado por el PP. y tras desear felices fiestas a los presentes, los cinco diputados dejaron el hemiciclo.

Después de que Bellver afirmara que su grupo intentará “el consenso hasta el final”, el diputado socialista Josep Moreno le respondió: “El consenso es que no se toque ni una coma”. El parlamentario, que adoptó claramente la posición que había defendido en la Comisión de Peticiones el represenntane de los promotores de la ILP, Antonio Montiel, añadió: “No tienen legitimidad para el consenso, solo para pedir perdón y dar apoyo íntegramente a la voluntad de los ciudadanos”. Moreno indicó que el PP, en realidad prentende hacer creer que “quienes cerraron RTVV en el fondo la querían abrir”. En referencia al cierre de Canal 9, comentó: “Ningún paripé como el que van a hacer hoy hará que los ciudadanos olviden una noche en la televisión pública llena de policías”. El socialista recordó que cargos directivos de RTVV en la etapa del PP como Nuria Romeral, Pedro García, José López Jaraba o Lola Johnson “desfilan por los juzgados”.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, insistió en que se puede reabrir RTVV sin esperar a crear una nueva cadena. Én su opinión, la liquidación de la sociedad pública “puede durar muchos años”. Añadió que “técnicamente y jurídicamente, es posible tenerla en funcionamiento pronto”. Para ello propuso “abrir de urgencia una negociación con el comité de empresa y redimensionar la situación”. Morera ironizó con la posibilidad de que, si Compormís llega al Consell, programe la película El fava de Ramonet en homenaje a Alberto Fabra por su actuación al cerrar Canal 9.

Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, recordó el grito de “No teniu vergonya” que dirigieron al PP cuando sus diputados votaron el cierre de RTVV. También reclamó que la ILP se apruebe íntegramente para que “en seis meses” un nuevo Consell presente un proyecto de ley que restablezca la RTVV. “Hay prisa, hay mucha prisa”, señaló Blanco.