Huelga indefinida de médicos en las urgencias del Meixoeiro de Vigo

“Vivimos con la sensación de colapso permanente”, afirma una portavoz de los facultativos

Enfermos en las urgencias del hospital Meixoeiro de Vigo
Enfermos en las urgencias del hospital Meixoeiro de Vigolalo r. villar

Cuando aún no se ha recuperado de la reciente huelga del mantenimiento, en el hospital del Meixoeiro de Vigo comenzó ayer un nuevo paro indefinido, este de los médicos de urgencias, que reclaman un facultativo más de servicio tres noches a la semana. La gerencia del centro se lo ha negado, por lo que a las 21,00 horas de ayer comenzó la primera huelga de un servicio médico en la historia del hospital.

 Los facultativos tachan la situación en urgencias de “colapso continuo”, especialmente las noches de los martes, miércoles y jueves, cuando solo hay tres médicos al frente del servicio. Su petición consiste en reforzar con uno más esas tres noches, para equipararlas con el resto, e incrementar también en uno los turnos del fin de semana.

En total, la propuesta de los médicos supone 62 horas semanales, lo que, según sus cálculos, acarrearía un gasto total de 54.000 euros entre enero y septiembre, cuando está previsto el traslado al nuevo hospital. En la última reunión con la gerencia del centro previa a la huelga, el pasado martes, la directora asistencial del Meixoeiro rechazó la propuesta y solo accedió a incrementar el servicio en 15 horas, con un gasto aproximado de 14.000 euros.

La huelga, respaldada por los sindicatos CESM Galicia y O'Mega y aprobada ayer por unanimidad por los 23 médicos del servicio, consiste en paros semanales desde las 21 horas de los martes hasta las 9 de los viernes. Los servicios mínimos implican que solo uno de los tres facultativos del turno de noche pueda seguir la huelga, aunque dado el colapso actual, los médicos creen que va a tener una importante repercusión en el servicio.

“Los que trabajamos en urgencias vivimos con la sensación de colapso permanente”, asegura la portavoz de los facultativos, Ángeles Novo. A las 9 de la noche llegan tres médicos que tienen que hacerse cargo de 20 pacientes que atendían seis compañeros, por lo general con los boxes y el servicio de observación repleto de enfermos”, lamenta. Los fines de semana la situación también es “penosa”, añade. El Meixoeiro atiende unos 60.000 pacientes anuales en urgencias, con una media de casi 170 diarios.

Los médicos vienen denunciando las deficiencias de urgencias del Meixoeiro de forma más intensa desde el pasado abril, sin que hasta el momento la dirección del hospital haya atendido sus reclamaciones. Solo cuando canalizaron sus protestas a través de los sindicatos la gerencia accedió a reunirse con ellos, aunque con una propuesta que Novo tacha de “migajas”.

Otro hospital público de Vigo, el Xeral, registra en los últimos días una saturación de las urgencias pediátricas, lo que ha motivado las protestas de los usuarios. La CIG denunció ayer que el servicio carece de sistema de priorización de pacientes por falta de personal y que el “déficit estructural” es el responsable de los colapsos sistemáticos que se vienen repitiendo desde noviembre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50