Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bustos regaló con dinero público relojes de 200 euros a sus alcaldes

Anticorrupción pide imputar a otros diez exalcaldes por recibir sobresueldos de la Federación de Municipios

Los alcaldes de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) que acabaron su mandato en 2011 recibieron un "obsequio" como "reconocimiento" a su labor: un reloj, de marca Calvin Klein, valorado en 198 euros. Así consta en las actas de la asamblea general que el ente municipalista celebró el 22 de julio de ese año y que sirvió para constituir, tras las elecciones municipales, los nuevos órganos de gobierno. Los relojes (70 en total) habían sido comprados unas semanas antes con dinero público. El entonces presidente de la federación y alcalde de Sabadell, el socialista Manuel Bustos, cargó la compra en el capítulo de los presupuestos dedicado a "formación".

El fiscal acusa al exedil de Sabadell de malversación al cargar los relojes como gastos de formación

La compra de los relojes consta en un atestado elaborado por los Mossos d'Esquadra en el marco del caso Mercurio, que indaga la presunta corrupción generalizada en torno al Ayuntamiento de Sabadell. A partir de ese informe, el fiscal anticorrupción Fernando Bermejo ha pedido ahora que se impute un nuevo delito de malversación de fondos públicos a Bustos y a quien fue su número dos en la Federación en aquella época, el exsecretario general Adolfo Moreno. 

La FMC pagó los 70 relojes (50 de hombre y 20 de mujer) a la joyería Tomás Colomer mediante dos transferencias bancarias que suman 13.860 euros. Todos ellos costaron lo mismo: 198 euros. Los alcaldes quedaron encantados y el de Reus, Miquel Pérez, incluso pronunció "unas palabras de agradecimiento" por el obsequio en nombre de todos los miembros del consejo nacional y del comité ejecutivo, según consta en el acta de la reunión. El consejo tenía 66 miembros, por lo que sobraban cuatro relojes. Los Mossos subrayan en su informe que la diferencia se pudo haber "solucionado con algún compromiso adquirido" o con la "entrega hacia un tercero".

La compra de los relojes quedó incluida en el bloque de "publicidad y propaganda", dentro del capítulo destinado a "formación" del ente municipalista. Los Mossos subrayan el sinsentido de ese comportamiento. El capítulo de formación no puede incluir nada relacionado con publicidad "y menos aún la entrega de detalles a los cargos salientes de los órganos de gobiernos de la Federación".

Además de la imputación de Bustos y Sansano, el fiscal pide a los Mossos que "identifiquen" a los 66 miembros del Consejo Nacional y se impute, también, al "contable o  equipo" que "cargó en los presupuestos en el concepto de publicidad" la adquisición de los relojes. También reclama al Congreso, al Senado y al Parlamento catalán que informen sobre si alguno de ellos es miembro de esas instituciones.

En otro escrito remitido al mismo juez del caso Mercurio, Bermejo pide que se amplíe la lista de alcaldes imputados por percibir sobresueldos. Unos 40 alcaldes ya están imputados por haber cobrado, entre 2011 y 2012, sobresueldos que se camuflaban bajo distintos conceptos como "dietas", "desplazamientos", "relaciones territoriales" o "jornadas". Ese comportamiento se produjo desde mucho antes y, en concreto, desde 2004. En al menos 18 casos, el fiscal aprecia indicios de delito por haber recibido una "de forma periódica y prolongada" una "cantidad de dinero fijo mensual" que no tenía que ver con sus actividades, sino con el "rango" que ostentaban en la Federación. 

El fiscal solo pide que se impute, por malversación de fondos públicos, a los diez exalcaldes que recibieron más de 4.000 euros: Miguel Águila (Balaguer); Helena Arribas (El Vendrell); Conchita Campoy (Malgrat de Mar); Antoni Morral (Cerdanyola); Pere Muñoz (Flix), Carles Páramo (Roses), Víctor Ros (Sant Andreu de Llavaneres), Antoni Soy (Argentona), Juan Antonio Vázquez (Sant Feliu) y la exconcejal de Barcelona Assumpta Escarp.

Más información