Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mesa pel Xúquer llevará ante la UE el incumplimiento en el trasvase

La entidades convocan una concentración contra la el cambio en las condiciones del acuerdo el 20 de diciembre en L'Assut d'Antella

Miembros de la Mesa pel Xúquer en la reunión celebrada en Alzira.
Miembros de la Mesa pel Xúquer en la reunión celebrada en Alzira.

La Mesa pel Xúquer ha acordado este sábado denunciar ante la Unión Europa el incumplimiento de las condiciones para el trasvase Júcar-Vinalopó desde la presa de la Marquesa, así como el despilfarro de las obras de este trasvase y las desalinizadoras financiadas con fondos europeos.

La entidad se ha reunido este sábado en Alzira (Valencia), con la asistencia de más de 60 persones y una pancarta con el lema La Ribera no se vende, para abordar el acuerdo de las comunidades de regantes de La Ribera para dar vía libre al trasvase de agua desde el embalse de Alarcón, según ha expresado en un comunicado.

En la reunió se ha abordado "el cambio de postura de los regantes de La Ribera", que, según las mismas fuentes, hasta hace pocos días se oponían a cualquier trasvase aguas arriba de la Marquesa".

Asimismo, se ratificaron los términos de la declaración de Xúquer Viu, en la que se considera completamente innecesario este trasvase que se destinará a agua de boca, cuando la desalinizadora de Mutxamel, que ha costado 80 millones y podría generar hasta 28 hectómetros cúbicos de agua al año al mismo precio o inferior, está sin funcionar.

También se puso de relieve la situación negativa en la que quedarían los acuíferos, que actualmente están en estado de prealerta y se nutren en gran parte por los retornos de riego, ya que con "la modernización de los regados desaparecerán".

Para denunciar el nuevo trasvase, que "cuelga una nueva demanda urbana a un Júcar que se encuentra sobreexplotado y en el que se están incumpliendo los caudales ecológicos aprobados hace cuatro meses", Xúquer Viu y la Mesa pel Xúquer han convocado una concentración el 20 de diciembre en L'Assut d'Antella.

La Mesa ha acordado volver a reunirse en enero para concretar otras medidas, y durante la primera semana de marzo se realizará acciones de carácter lúdico y reivindicativo.