_
_
_
_

Una riña por motivos económicos desencadenó el crimen de Abadiño

Familiares y vecinos de Cualedro (Ourense), de donde procedía la familia, recuerdan al detenido, que pudo planear el montaje

El País
Los bomberos extinguen el fuego de la carpintería Zuhaitz, donde se encontraba atado el presunto asesino.
Los bomberos extinguen el fuego de la carpintería Zuhaitz, donde se encontraba atado el presunto asesino.LUIS TEJIDO (EFE)

Una discusión familiar por motivos económicos pudo ser el desencadenante del crimen de Abadiño (Bizkaia), ha concluido el departamento de Seguridad del Gobierno vasco tras los continuos interrogatorios a Guillermo Quintairos Fornoso, detenido por asesinar a golpes a su esposa, Mari Luz Alejo Rodríguez, y a su suegra, Amelia Rodríguez Sardóny. La confesión del presunto asesino, en la que reconoció haber cometido el doble crimen y haber organizado un montaje para simular un asalto a su negocio, ha sido el punto clave para comenzar a esclarecer este nuevo caso de violencia contra las mujeres sucedido el miércoles.

Quintairos fue hallado a las ocho de la mañana del jueves colgado por los pies del montacargas de su empresa de carpintería, en el municipio colindante de Atxondo, mientras la planta sucumbía a un incendio supuestamente provocado por él mismo. Dos de sus trabajadores lo sacaron a rastras del polígono. La Ertzaintza continúa ahora con las diligencias policiales para determinar la veracidad de la única hipótesis que se plantea, que el desencadenante del suceso pudo ser un enfrentamiento familiar por motivos económicos, y de que el autor del crimen planeó el montaje para librarse de los cargos.

El departamento está también a la espera de las conclusiones definitivas del informe forense sobre las autopsias de los cadáveres. La policía autonómica considera que en ambos casos la muerte se debió a los golpes que les infligió el presunto homicida.

Consternación en Abadiño y Galicia

EFE, Bilbao

El alcalde de Cualedro (Ourense), Luciano Rivero, de donde era original Quintairos, se ha hecho eco este jueves de la sorpresa de los vecinos de este municipio por el caso. El presunto asesino dejó Galicia con 16 años. "Venía aquí en los periodos vacacionales y era un hombre muy campechano, tenía muy buen comportamiento y buena conducta. La gente está sorprendida", ha explicado a EFE el regidor.

Como ha explicado el alcalde, solo le queda una tía en la parroquia gallega. "Sus padres murieron", ha detallado. El Ayuntamiento de Cualedro ha realizado este mediodía una parada de cinco minutos para condenar el doble crimen de Abadiño. Además, el Gobierno municipal llevará un acuerdo al próximo pleno de enero contra la violencia machista, ha avanzado el alcalde, quien ha lamentado que Cualedro "sea noticia por esto".

El Parlamento vasco se ha unido este jueves a los ayuntamientos para mostrar su actitud de repulsa contra el doble asesinato. Unos 150 trabajadores de la empresa Inyectametal de Abadiño, de la que se había prejubilado Mari Luz Alejo hace poco, se han concentrado en silencio durante cinco minutos en la planta del barrio de Matiena.n Durante la concentración, ha parado su producción. "Hay una tremenda tristeza entre los trabajadores, porque había trabajado 40 años en la empresa. Era una persona que siempre estaba dispuesta a echar un cable y nunca había tenido ningún problema con nadie", ha declarado a EFE Joselu Bikandi, uno de los empleados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_