Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Culturgal arranca en Pontevedra con el objetivo de consolidarse

La Feira das Industrias Culturais reúne a 70 empresas y 150 actividades

En el centro, el alcalde de Pontevedra y el conselleiro de Cultura, en una de las exposiciones de la feria
En el centro, el alcalde de Pontevedra y el conselleiro de Cultura, en una de las exposiciones de la feria

La Feira Galega das Industrias Culturais, Culturgal, vuelve con diciembre a Pontevedra para su séptima edición, la quinta consecutiva en la ciudad. 65 expositores, 70 empresas y 150 actividades que suman más de 30 horas se desarrollan desde hoy y hasta el domingo por la tarde en el Pazo da Cultura, junto al Lérez.

“El de Culturgal es un modelo inédito de construcción mancomunada que habría que emular en otros afanes de la vida social”, presumió en el acto de inauguración Manuel Bragado, editor y presidente de la Asociación Culturgal, que integra a cinco entidades gallegas representativas en los campos del libro, la música, el teatro, el cine y las nuevas tecnologías. “Este es el Culturgal de la consolidación”, confió. También es el primero en que la entrada no es libre. La edición de 2013 ensayó una contribución voluntaria que ahora se vuelve obligatoria, si bien simbólica: dos euros por jornada, tres para los tres días, con descuentos para los menores de 12 años. “Creímos necesario hacerlo de pago, asequible pero que reconociese de forma cívica que la cultura tiene un valor”, explicó, sin dejar de mencionar la losa del ‘super’ IVA para los productos culturales y el escenario persistente de recortes.

Al acto asistieron el conselleiro de Cultura, Jesús Vázquez, que destacó la relevancia estadística del sector –más de 24.000 empleos en Galicia, citó-, llamó a “ir estimulando progresivamente el consumo cultural” y recordó que las ayudas públicas a las industrias culturales fueron superiores este ejercicio a las del terrible 2013. “Reconocemos y asumimos que el pasado fue el peor año”, dijo.

Junto a la Xunta, el principal patrocinador es el Ayuntamiento, que rescató la feria en 2010 y la ha seguido promoviendo desde entonces. “Nunca tendremos suficientes palabras de agradecimiento”, alabó Bragado. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, aprovechó su turno para felicitar a los “héroes” del sector, verdaderos responsables de que la cita regresase un año más, y que aguantan en pie pese a la “crueldad” de la globalización, las multinacionales y los “tiburones del neoliberalismo rampante”.

Entre los cientos de actividades destaca la presencia de la compañía Chévere, recientemente galardonada con el Premio Nacional de Teatro, en la caseta de la Ultranoite, o la también premiada apuesta de Ponte nas Ondas, radio por y para jóvenes que obtuvo este año el premio Ondas, la proyección de A Esmorga y el concierto de Caxade –estas dos últimas de pago- la exposición sobre el bravú que se integra en la programación o la muestra Do papel ao xesto. Libros de artistas e outras diverxencias, con el foco en las artes plásticas y el apoyo de la Diputación. Todo con el objeto de que el “neologismo Culturgal”, en palabras de Bragado, se asiente entre el público.