Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza la huelga de técnicos de mantenimiento de Endesa

Los trabajadores denuncian que las reducciones de personal afectan al suministro

Los técnicos de mantenimiento de Endesa se han manifestado esta mañana, en la sede de la compañía en Barcelona, contra los recortes salariales y los despidos que sufren desde hace cuatro años. Los sindicatos CC OO  y UGT han convocado a una huelga a los 1.200 trabajadores de las empresas subcontratadas por Endesa que atienden los accidentes y averías del sistema eléctricno en Cataluña. La huelga ha comenzado hoy viernes y se repetirá el martes. Los servicios mínimos se cubrirán en un 25%. El paro incluye que, entre hoy y el martes, los técnicos no realizarán horas extra.

Todo el servicio de mantenimiento de Endesa en la comunidad catalana depende de empresas subcontratadas como Emte, Eiffage, FCC, Cobra, Semi o Elecnor, cosa que no sucede en otras comunidades autónomas. Según los datos de los sindicatos, desde hace cuatro años la plantilla se ha reducido más de un 50 %, lo que ha provocado una sobrecarga de trabajo para los empleados que han podido salvar sus puestos. Las subcontratas deciden los recortes salariales para sus trabajadores, los despidos y la gestión del trabajo sin la supervisión directa de Endesa.

José Antonio Posadas, secretario de Política Sindical de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT ha declarado que “las jornadas laborales se prolongan más allá de lo que sería asumible o responsable, lo que afecta a la propia salud de los trabajadores.” También ha asegurado que los salarios se han rebajado, de forma generalizada, en torno al 10%.

Los sindicatos denuncian también que las empresas subcontratadas no incluyen los accidentes "leves" en las listas de siniestaralidad. En estos casos, el seguro médico del trabajador suele ofrecerle un permiso retribuido en lugar de la baja laboral para no tener que dar parte del accidente, sostiene Posadas. “La empresa alega que no han aumentado las muertes por accidente laboral, pero el número de incidentes leves no se está declarando”, apunta.

El paro de los operarios ha comenzado hoy y se repetirá el martes

Javier Velardiez trabaja en Tarragona para Elecnor, una de la empresas subcontratadas por Endesa, y ha acudido esta mañana a la concentración. Cuenta que, con frecuencia, los cortes de electricidad duran más horas de lo debido por la escasez de recursos y personal, que ralentizan las reparaciones. En las averías que se producen por problemas como lluvia o viento, la jornada laboral llega a prolongarse hasta 19 horas, recuerda Velardiez.

Otro huelguista, Antonio García, que lleva desde el año 1978 trabajando para Endesa y ahora es jefe de equipo de mantenimiento de la subcontrata Emte en Girona, añade que las horas extra se pagan con horas de descanso y no con dinero. Su empresa ha suspendido las dietas para el almuerzo, y últimamente se mandan cartas de urgencia a los trabajadores cuando se producen averías en la red eléctrica para que acudan inmediatamente aunque el daño no requiera un llamamiento urgente.

Algunos participantes han lanzado huevos a la fachada de la sede de Endesa, en la avenida Viladomat de Barcelona. Entre el estruendo de bocinas, pitos y tambores la marcha ha finalizado en la Dirección General de Energía, Minas y Seguridad Industrial de la Generalitat. Allí, los manifestantes han entrado en el edificio y han expuesto sus quejas ante un funcionario porque el director, Pere Palacín, no les ha recibido.

Según los sindicatos, Endesa no ha cumplido las inversiones acordadas con las empresas subcontratadas, lo que ha provocado reducciones salariales y un notable empeoramiento en las condiciones laborales de los trabajadores. En medio del conflicto laboral, Endesa ha anunciado el reparto de más de 14.500 millones de euros en dividendos.