Podemos elige sus líderes autonómicos el 14 de febrero

La candidatura de unidad popular en Barcelona pasa por apoyar la plataforma Guayem de Ada Colau

Ada Colau durante el acto de Guanyem Barcelona en septiembre.
Ada Colau durante el acto de Guanyem Barcelona en septiembre.Gianluca Battista

Podemos se prepara para afrontar el examen de las autonómicas con la elección de sus líderes el 14 de febrero, así como de las municipales de mayo, cita a la que no concurrirá con su propia marca sino en candidaturas de unidad popular, que en el caso de Barcelona pasa por apoyar la plataforma Guayem de Ada Colau.

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, responsable de coordinar la construcción de los órganos autonómicos y municipales del partido, ha explicado el procedimiento puesto en marcha para dar validez jurídica a los círculos, embriones de las futuras direcciones territoriales del partido. El proceso lo controlará la Comisión de Garantías del partido y concluirá en un plazo de tres meses con el registro de lo que serán las asociaciones de Podemos en los municipios y comunidades autónomas, dirigidas por secretarios generales y consejos ciudadanos, con unos estatutos congruentes y a imagen y semejanza de la organización estatal.

Más información
Guanyem supera las 30.000 firmas de apoyo a su proyecto en Barcelona
Guanyem se presentará en Barcelona como partido o coalición
Guanyem limita a 2.200 euros netos el sueldo de un concejal o un gerente

En paralelo, se llevará a cabo la elección de los líderes del partido en cada municipio, que concluirá con una votación en primarias abiertas entre el 26 y el 30 de diciembre, a través de Internet, y cuyos resultados se conocerán el 2 de enero. El día 7 de ese mes comenzará con el mismo esquema el proceso autonómico, cuyos ganadores se sabrán el 14 de febrero tras la votación que se desarrollará entre el 9 y 13 de febrero. Conscientes de que en el camino se pueden encontrar con unas elecciones anticipadas en Cataluña, prefieren no acelerar el proceso hasta que no sea necesario.

En el caso de las elecciones locales, está descartado que se use la marca Podemos en ningún proceso, pero la formación de Pablo Iglesias aspira a "ser el motor del cambio también en lo local", y para ello pretende "liderar" las candidaturas de unidad popular en las que se integre o las que impulse. De hecho, cuando haya candidaturas preexistentes cuyo ADN no encaje del todo con el de Podemos, "el llamamiento es a transformarlas" para que sean listas abiertas a los ciudadanos, con programas elaborados participativamente y que no sean una mera suma de siglas. En cualquier caso, Sergio Pascual asume que hay lugares, en concreto Barcelona, donde Podemos se integraría bajo el liderazgo de la activista antidesahucios y portavoz de Guanyem, Ada Colau.

"No vamos a entrar en candidaturas que sean una suma de siglas, que incumplan nuestro código ético y que no apuesten por primarias abiertas ciudadanas del primero al último de la lista", ha explicado Pascual.Cada territorio tendrá autonomía para decidir su política de pactos, sometida siempre a la consulta de los inscritos en las asambleas ciudadanas y condicionada por "el ADN de Podemos". En ese sentido, una decisión como la de IU en Extremadura podría ser revocada mediante un referéndum a nivel nacional. Podemos aún no tiene candidatos, pero aún así obtiene resultados sorprendentes en las encuestas, y no tiene reparo en que se identifique a Pablo Iglesias con todas sus candidaturas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"La gente ha entendido que Podemos es una forma de hacer política diferente, una metodología y de alguna forma confía en que da un poco igual cuál sea el rostro visible en tanto que quien va a tomar las decisiones va a ser la gente, no ese rostro visible, que va a tener que ejecutarlas", sostiene Pascual. El responsable de Organización de Podemos expondrá mañana esta planificación ante el Consejo Ciudadano del partido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS