Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fatalidad de la misma calle

El presunto asesino de Losada regentaba un local cerca del gimnasio del falso 'shaolín'

Una 'ertzaina' entra al gimnasio del falso 'shaolin', en 2013.
Una 'ertzaina' entra al gimnasio del falso 'shaolin', en 2013.

La céntrica calle de Máximo Aguirre tiene una acera fatalista. A escasos 30 metros de distancia han convivido durante años dos presuntos asesinos con sus respectivos negocios. Juan Carlos Aguilar, el falso maestro shaolín, disponía de un gimnasio donde, según la acusación, asesinó hace año y medio  a dos mujeres. A su lado, Jon Ezkurdia, regentaba desde hacía seis años el bar 'La gallinita ciega' con una nutrida y selecta clientela, que le agradecía su profesionalidad y simpatía. Ahora, Aguilar está encarcelado en la prisión de Dueñas (Palencia) y Ezkurdia sigue en dependencias policiales de la Ertzaintza, en Bilbao.

La conmoción se ha apoderado de esta zona ubicada en una de las arterias más concurridas de la capital vizcaína, próxima al Museo de Bellas Artes, tras conocerse la identidad del presunto asesino del actor Koldo Losada. Una reacción similar ya se produjo cuando en mayo de 2013 se supo que Juan Carlos Aguilar, un experto en artes marciales a quien tantos padres confiaban la enseñanzas a sus hijos de estas prácticas, había sido detenido por asesinar y despedazar el cadáver de una mujer colombiana y después secuestrar y estrangular a otra.

Ahora la incredulidad se ha apoderado de la decena de clientes que frecuentaban el ameno local regentado por Jon Ezkurdia, quien un día decidió abandonar su pasión por el teatro para dedicarse a la hostelería aunque sin demasiadas pretensiones para que le permitiera disfrutar de su propio ocio. Exquisito en las formas, dotado de una prudente relación con su permanente clientela, había sacado a flote un local que sus anterior propietarios nunca rentabilizaron. Pero desde la trastienda, hay quienes le recuerdan sus "prontos" y su "soberbia" que le retrataban un carácter muy distinto al que ofrecía detrás de su reducida barra. Aunque era conocida su relación con Koldo Losada, el bar nunca fue considerado como un punto de destino de la clientela gay.

Esta conocida calle bilbaína rinde tributo a quien fuera alcalde de Bilbao en 1840

Desde hace dos meses, sin embargo, 'La gallinita ciega', permanecía con la persiana bajada. Simplemente una nota escrita a mano indicaba la reapertura "una vez superados los problemas". Pero los clientes iban comprobando que la fecha anunciada se iba posponiendo. La última referencia hablaba "del próximo día 22". Jon no ha cumplido con sus clientes. Para entonces, el negocio empezaba a resentirse en sus cuentas y los nervios en el comportamiento particular de Ezkurdia eran más evidentes

Esta conocida calle bilbaína rinde tributo a quien fuera alcalde de Bilbao en 1840. Educado en Francia e Inglaterra, Máximo Aguirre, nacido en 1791, fue cónsul de Estados Unidos. Muy relacionado con el mundo empresarial era un experto en literatura clásica.

Más información