Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Literatura susurrada

El festival Eñe celebra este fin de semana su sexta edición en el Círculo de Bellas Artes

Su objetivo es convertir a Madrid en punto de encuentro para los libros escritos en español

Asistentes al Festival Eñe, en una edición anterior, en el Círculo de Bellas Artes. Ampliar foto
Asistentes al Festival Eñe, en una edición anterior, en el Círculo de Bellas Artes.

No habrá presentaciones de novedades editoriales ni firmas de libros. “Aunque si un lector se acerca con su ejemplar, nadie le va a negar una rúbrica”, ríe Camino Brasa, directora del Festival Eñe, que este fin de semana celebra su sexta edición en el Círculo de Bellas Artes. No habrá promoción de libros, pero sí de la literatura. Durante 16 horas, en las que se concentran las 60 actos programadas, Madrid aspira a convertirse un año más en punto de encuentro de la literatura escrita en español.

“Queremos que Madrid sea el corazón de la lengua. Que el festival sea una pancarta del orgullo de leer”, explicó ayer Alberto Anaut, presidente de La Fábrica, una de las entidades organizadoras, junto con el Instituto Cervantes y el Círculo de Bellas Artes. La inauguración, con una charla entre el escritor chileno Jorge Edwards y el periodista Juan Cruz (hoy, 19.00), quiere escenificar la unión entre instituciones para sacar adelante el festival, que en la pasada edición contó con 6.000 asistentes.

El programa de actividades no deja casi tiempo para tomar un respiro. Entre esta tarde y mañana, se darán cita 79 autores de nueve países (España, Argentina, Ecuador, Chile, Perú, Colombia, Venezuela, Cuba y Guatemala) en cara a cara, conferencias, mesas redondas y talleres sobre cómo escribir un guion, la literatura del yo o autores que escriben desde la periferia. Manuel Rivas y Manuel Jabois charlarán sobre periodismo y literatura, sobre Madrid y Galicia (sábado, 13.30). Jorge Carrión y el fotógrafo Alberto García-Alix indagarán sobre el viaje como inspiración (sábado, 20.00). Y Miguelanxo Prado dará las claves para construir un Premio Nacional del Cómic (sábado, 16.30).

Diferentes fórmulas para alcanzar el mismo objetivo: crear conversación entre libros, autores y lectores. Pero huyendo de la mera promoción. “Les pedimos que no hablen de sus libros. A veces nos causa problemas con las editoriales, pero al final se dan cuenta de que es más divertido”, explica Brasa. “El lector no es tonto y si van a venderles un libro, el superfan estará encantado, pero ese no es el objetivo del festival”.

En sus cinco años de andadura, sus responsables han aprendido que el secreto para consolidarse es el equilibrio. “Al principio apostamos mucho por las conferencias, pero nos dimos cuenta de que buenos autores no tienen por qué ser buenos conferenciantes”, cuenta Brasa. “Lo divertido es salir de una conferencia sesuda para meterte en una lectura poética o en una charla exprés. Y lo que más nos gusta son los cara a cara”.

Equilibrio, también, entre nombres consagrados y autores que intentan abrirse camino. Algunos, incluso, llegarán al festival con su manuscrito bajo el brazo. Eñe vuelve a organizar el encuentro Cuatro editores en busca de autor: reuniones de 20 minutos entre los editores Fabio de la Flor (Delirio), Emilio Torné (Calambur), David Villanueva (Demipage) y Elvira Navarro (Caballo de Troya) y 16 seleccionados que les explicarán su proyecto, en busca de consejos prácticos sobre cómo mejorarlo.

Se darán cita 79 autores de nueve países en 60 actividades

La poeta Elena Medel es uno de los nombres jóvenes en el cartel de Eñe, una cita a la que solo ha faltado en una ocasión. Esta edición la afronta como redactora jefe de la revista Eñe —que presta al festival el nombre y, dice Medel, “el carácter de punto de encuentro”—, por lo que le toca abandonar el papel de invitada. “Tengo que moderar algunas actividades y me va a dar rabia perderme otras como espectadora. Lo bonito es haber tejido un programa en el que hay cosas que coinciden y te apetece ir a todo”.

Barriendo para casa, Medel destaca la poesía como apuesta decidida de Eñe. “En algunos festivales tiene una presencia muy anecdótica y otros son solo de poesía. Nos parecía muy interesante incorporarla como cualquier otro género”. La pianista Rosa Torres-Pardo pondrá música a los versos de Luis García Montero (hoy, 22.00) y jóvenes autoras como Vanesa Pérez-Sauquillo o Martha Asunción Alonso protagonizarán lecturas poéticas de su obra. “La poesía está de moda, sobre todo en las redes sociales. Muchos de los autores que vienen no llegan a los 30 años y tienen 10.000 seguidores en Twitter. ¡Ojalá vinieran esos 10.000!”, dice la directora del festival, que esta vez, además de internacional —en diciembre tendrá su réplica en Panamá—, se “interregionaliza”, con una segunda sede en Burgos.

Esta edición acogerá también un festival dentro del festival. Eñe ha invitado a Titirimundi para romper con el cliché de que los títeres son cosa de niños y cerrará la cita con el espectáculo Gaudeamus, de la compañía La Chana (sábado, 22.00). Puente con el cine o la música, también figuran en el cartel nombres como Rodrigo Cortés o Marwan. Y mañana, la Universidad Carlos III se suma a la fiesta con la acción Los Surrantes: en el barrio de Las Letras, los transeúntes escucharán fragmentos de clásicos recitados en su oído. Literatura escrita, recitada y susurrada para un festival que, asegura su directora, solo se marca un reto: “Que en tiempos de crisis, podamos seguir celebrándolo”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram