Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

“Un català de retruc”

Fallece el arquitecto David Mackay, socio de Oriol Bohigas en MBM

David Mackay, arquitecto socio de Oriol Bohigas en MBM.
David Mackay, arquitecto socio de Oriol Bohigas en MBM.

El arquitecto británico David Mackay (Eastbourne, Sussex 1933), uno de los padres de la Villa Olímpica de Barcelona, junto a Oriol Bohigas y Josep Martorell, que transformó el litoral barcelonés de cara a los juegos de 1992, ha fallecido este miércoles a los 81 años.

David Mackay no lo tuvo fácil. Fue el arquitecto silencioso del despacho MBM arquitectes (Martorell, Bohigas, Mackay) (Mackay, Bohigas, Martorell) desde que, después de unos años trabajando como joven ayudante, se integró plenamente al equipo en el año 1962.

Su definitivo establecimiento en Barcelona tres años antes, estuvo precedido por una compleja amalgama de países, de ciudades, de lenguas y escuelas, por las que transitó siendo niño, que le daban aquel aire ligeramente cosmopolita. En realidad, decía a menudo, no acababa de sentirse de ninguna nación, no estaba llamado por ningún sentimiento nacionalista. Una afirmación que, los que tuvimos la suerte de conocerlo, entendíamos que no estaba solo motivada por su cosmopolitismo sino por su convencimiento moral.

En su libro de memorias “ Un català de retruc” nos sorprende con magníficos secretos jamás revelados. Un libro que arranca con cierta dificultad, pero cuando lo consigue, nos apasiona. También el propio David Mackay empezaba las conversaciones, pensativo, pausado, con cierta dificultad, pero una vez arrancaba descubrías un personaje irónico, con gran finura en la descripción de ambientes familiares yi contador de anécdotas que siempre nos hacían sonreír.

Recuerdo episodios de su aprendizaje del catalán y del castellano que sólo él podía describir con tanta ironía. El catalán lo aprendió ¡en la iglesia! escuchando los sermones sobre la nueva teología que casi siempre iban a cargo de Joan Jarque, hermano de Roser Jarque, su mujer. En cambio, el castellano, intentó aprenderlo viendo películas del Oeste que, como el argumento siempre era el mismo, tenían la ventaja, decía, de que le daban tiempo para pensar. Resultado: jamás consiguió hablar el castellano.

Su incorporación definitiva en el estudio de Bohigas y Martorell, fue fundamental para la evolución de los proyectos que salían de aquel despacho.

Ciertamente aportó una nueva modernidad, unas formas de proyectar, de entender la arquitectura, bien distinta de la que planeaba aquellos años en Cataluñnya. Y aquella nueva mirada, vino a sumarse al esfuerzo por recuperar la modernidad que arquitectos como Sostres, Bohigas, Martorell, Moragas, Gili, etccétera , habían iniciado aglutinados por el Grup R.

No creo equivocarme, viendo la extensa obra de MBM, entrever la buena sincronización que siempre existió entre los hoy ya ancianos arquitectos durante más de 50 años.

Hoy se nos va, pues, un arquitecto fundamental en los inicios de la recuperación de la arquitectura moderna en Cataluña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El arquitecto irlandés David Mackay (Eastbourne, Sussex 1933), uno de los padres de la Villa Olímpica de Barcelona, junto a Oriol Bohigas y Josep Martorell, que transformó el litoral barcelonés de cara a los juegos de 1992 ha fallecido este miércoles a los 81 años.

Tras instalarse en Barcelona en 1958 entró a formar parte del estudio de arquitectura MBM del que ha formado parte hasta ahora realizando obras por toda Barcelona, como la Escuela Garbí (1965), la Escuela Thay de Barcelona (1974), el edificio de viviendas de la Kochstrasse de Berlín en 1992, el Palau Nou de la Rambla de Barcelona en 1993, la Universidad Pompeu Fabra en 2001 y la ampliación de El Corte Inglés de la Plaça de Catalunya en 2004. Una de las últimas el popular Disseny Hub Barcelona de la plaza de las Glòries que acogerá desde finales de año el Museo del Diseño de la ciudad.

Desde 2003 ha sido arquitecto principal de A Vision for Plymouth (Una visión para Plymouth), también conocida como la Visión de Mackay, que es un importante plan para la renovación de la ciudad de Plymouth en Inglaterra. El plan implicará la demolición de la zona de entretenimento conocida como Plymouth Pavilions.