De Lara cita a declarar a seis policías que arrestaron a un testigo clave

La juez investiga por qué la Policía de Ferrol se llevó esposado al trabajador del Aquarium de A Coruña que denunció las maniobras de una adjudicación a Vendex

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, ha citado a declarar en calidad de testigos a seis agentes de la Policía Local de Ferrol "a la vista de las gravísimas y flagrantes contradicciones existentes" en atestados del Cuerpo Nacional de Policía y de la municipal en relación a la detención de un testigo de la 'Operación Pokémon' que la magistrada considera "primordial", el extrabajador del Acuario de A Coruña Antonio Pérez Cribeiro. En una providencia con fecha de ayer, la jueza instructora de la 'Pokémon' señala la práctica de la declaración de los agentes para el 17 de noviembre. En el escrito, justifica la citación "teniendo en cuenta la actitud de la Policía Local, a la que se ha tenido que realizar hasta cuatro requerimientos por el momento para que cumplan en forma con lo ordenado" en relación al atestado y diligencias en relación a ese arresto.

Desde hace varios días, la juez intenta conocer sin éxito las verdaderas circunstancias en las que se produjo la detención de este testigo. Cribeiro, que denunció ser víctima de acoso laboral por oponerse a la adjudicación a la empresa Vendex del servicio del Acuario, fue detenido hace dos semanas en un operativo que movilizó a seis policías locales de Ferrol cuando se hallaba, según sus abogados, "haciendo autoestop". El testigo explicó después que, aprovechando que el semáforo se hallaba en rojo y los coches parados, se acercó a una conductora para convencerla de que le dejase subir en su vehículo. Según su versión buscaba un medio de transporte porque había perdido el autobús y se hallaba con un brazo vendado y una pierna escayolada. Junto a otros objetos personales, en la mochila llevaba un cuchillo de pesca, una navaja y una pistola de fogueo que fueron retratados con el teléfono móvil de uno de estos agentes. La magistrada sospecha que estas imágenes sirvieron para ilustrar una noticia que apareció en un periódico coruñés relativa a esta detención. Según se recoge en la documentación remitida al juzgado, Cribeiro fue detenido y conducido a comisaría esposado a pesar de que no amenazó a nadie con esas armas que, según sus letrados, solo trasladaba de uno de sus domicilios a otro. La colocación de las esposas habría causado algún daño en uno de sus brazos, por lo que antes de llevarlo a comisaría los agentes tuvieron que ir con él a un centro médico. Una vez identificado el detenido, en presencia ya de la policía nacional, los agentes de este cuerpo comprobaron que el arma era de fogueo y que tenía toda la documentación en regla. Inmediatamente optaron por dejarlo libre sin ni siquiera interrogarlo. Los abogados de Cribeiro, que no lograron que la Policía Local les facilitase el atestado "al que el detenido tenía derecho desde el minuto cero", estudian ahora denunciar a los agentes por "detención ilegal". Cribeiro lleva ya casi un año de baja por las secuelas psicológicas que sufre a causa del acoso laboral que denunció haber padecido en el Aquarium Finisterrae. Este testigo fue clave para la Pikachu, la rama coruñesa de la Pokémon, porque aportó a la juez el relato y abundantes documentos sobre el turbio proceso que permitió al grupo Vendex, núcleo de la trama de corrupción, hacerse con la concesión del mantenimiento biológico de la también llamada Casa de los Peces

De Lara, a través de su enésimo oficio en relación con este caso, solicita a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Ferrol que remita "un nuevo informe" sobre las fotografías de los efectos intervenidos en el que se identifique a los que tomaron las imágenes y si son las mismas difundidas en algunos medios. También demanda que se identifique a los agentes de la Policía Local que entregaron el parte de asistencia médica de Cribeiro después de que, según "informa la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía se haya perdido". "Se afirma fue entregado por la Policía Local, no hallándose incorporado dicho parte a ninguno de los atestados policiales tramitados que tan siquiera mencionan el citado traslado del detenido a ningún centro medico", señala en la providencia.

"Líbrese nuevo oficio a la Policía Local, a la vista del tercer informe complementario remitido, y dadas las flagrantes irregularidades y contradicciones observadas, evidenciándose que el informe al que el comisario de Policía local denomina diligencias internas, al que se supone se unieron las fotografías realizadas por los agentes de la Policía Local, es en realidad, presuntamente, un informe ex profeso elaborado para la ocasión", indica la juez más adelante. De Lara destaca que, "entre otros detalles", este informe "aparece fechado el día 9 de noviembre de 2014, transcurridos más de 10 días desde la actuación policial, que tuvo lugar el día 30 de octubre". Por ello, reclama que se remitan "de inmediato" las "diligencias internas que, según el informe del comisario de Policía Local se tuvieron que elaborar para unir las fotografías realizadas y no incorporadas a los atestados o, en su caso, se certifique la inexistencia de dichas diligencias internas".

Igualmente, pide de nuevo que "remitan la grabación integra de las llamadas del 092, tanto las recibidas como las remitidas el día 30 de octubre de 2014 a partir de las 17,00 horas", lo que serviría para comprobar si hubo alguna llamada de un ciudadano denunciando la actitud de Cribeiro al hacer autoestop. También requiere que se aporte a las actuaciones el parte médico de asistencia a Cribeiro "que tampoco figura unido a ningún atestado policial, identificando a los agentes de la comisaría de la Policía Local que procedieron al traslado del detenido al centro de salud". "Dada la reiteración de los oficios y la actitud adoptada requiéraseles para que den cumplimiento en forma y plazo a este oficio, bajo apercibimiento de incurrir en un delito de desobediencia y obstrucción a la justicia", advierte De Lara. La juez pone de fecha límite para obtener una respuesta que considere convincente la mañana de hoy.

En la providencia, además, reclama al ambulatorio al que se llevó a Cribeiro que "de inmediato haga entrega del parte de asistencia médica de urgencias, haciendo constar la fecha y hora exacta de la llegada al centro, la hora de salida, así como el tipo de asistencia recibida, remitiendo igualmente copia de todos los datos volcados informáticamente referente a dicha actuación y la diligencia de registro de la asistencia prestada, identificándose al profesional medico y sanitario que llevo a cabo la actuación". Y pide al secretario judicial que extienda diligencia "haciendo constar" que Cribeiro "no figura registrado en el libro de registro de detenidos de la Comisaría del Cuerpo Nacional, suprimiendo los datos restantes".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50