Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desconvocada la huelga del taxi prevista para el 7 de noviembre

El colectivo renuncia al paro indefinido a cambio de que se inmovilicen los coches de Uber

Huelga de taxistas contra Uber en el centro de Barcelona. Ampliar foto
Huelga de taxistas contra Uber en el centro de Barcelona.

La Asociación Profesional Élite Taxi ha desconvocado este miércoles la huelga indefinida que debía empezar el viernes, dos días antes de la celebración del sucedáneo de consulta, y que tenía como objetivo protestar contra el intrusismo. La agrupación de taxistas ha decidido renunciar al paro después de que el director general de Transportes, Pere Padrosa, se comprometiera en un programa de radio a tomar las medidas legales necesarias para que los vehículos que transporten pasajeros sin licencia sean inmovilizados desde inicios del próximo año.

La Generalitat ya anunció hace meses que inmovilizaría los coches de Uber —la aplicación que permite contratar traslados en vehículos privados— y de otros taxistas pirata a través de una ley de acompañamiento de los Presupuestos de 2015. La Élite, sin embargo, continuó protagonizando protestas para exigir que esta medida se aplicara antes de fin de año. La tensión entre taxistas y la empresa estadounidense, que ha hecho caso omiso a la orden de la Generalitat para que cese su actividad, escaló hasta el punto de que la asociación convocó una huelga indefinida para el 7 de noviembre. Una decisión con la que no estaba de acuerdo gran parte del sector. 

Pero ante la incertidumbre de si CiU conseguirá el apoyo suficiente para sacar adelante las cuentas catalanas, la Dirección General de Transportes ha optado por redactar un decreto-ley que sirva de plan b y calmar así al gremio. La alternativa ha funcionado y, de momento, no habrá huelga, aunque la Élite ha advertido que si Transportes no cumple, la volverá a convocar.