Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apoyo mayoritario al Estado vasco en una consulta popular en Bizkaia

Arrankudiaga da un respaldo del 89,6% a la propuesta soberanista con una participación del 61,59%

Arrankudiaga, un pueblo vizcaíno de menos de mil habitantes situado a 20 kilómetros de Bilbao en el límite con Álava y gobernado por EH Bildu, quiere mayoritariamente un Estado vasco soberano. Así lo dijo ayer mediante una consulta popular, celebrada con absoluta normalidad dentro de un ambiente festivo, en la que participó el 61,59% de un censo de 815 posibles votantes mayores de 16 años con un abrumador respaldo del 89,6% a la pregunta. Así, de los 502 votos emitidos, 450 fueron afirmativos; 33, en blanco; y 13, en contra.

Por encima de los resultados, la intencionalidad de los promotores con esta consulta ya estaba cumplida desde que lograron su viabilidad. “Hemos conseguido llevar a la práctica el derecho democrático a decidir porque los vecinos de este pueblo han podido decir con su voto lo que piensan”, subrayó ayer satisfecho uno de los organizadores.

Esta mayoritaria expresión de la voluntad popular reflejó también una significativa coincidencia política entre los dos principales partidos políticos vascos. Después de largos años de desafecto y enconada rivalidad bajo los efectos del terrorismo de ETA, la izquierda abertzale y el PNV vuelven a coincidir en este municipio, el primero en pedir la independencia para Euskadi ya en 1979 tras la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos.

Durante la apacible jornada de votaciones, representantes locales de las dos principales fuerzas se turnaron en las funciones propias de la única mesa electoral dispuesta por la plataforma plural Ados en favor del derecho a decidir de los vascos. Los promotores de esta consulta incluye a miembros de EH Bildu, PNV, representantes de sindicatos y de colectivos del municipio relacionados con el deporte y la cultura. A su vez, representantes del movimiento Gure Esku Dago apoyaron ayer con su presencia este acto que carece de carácter vinculante, aunque destacaron el “simbolismo” que representa “por la llave está en el pueblo, en la gente”, dijeron.

De los 502 votos emitidosm 450 fueron afirmativos; 13, no; y 33, en blanco

Igual de expresivo resultó el gesto de tres de los cuatro alcaldes democráticos de este municipio vizcaíno que decidieron coincidir al mediodía para depositar su voto. Txomin Eguiluz, José Aspiazu e Itziar Duoandikoetxea, actual edil, destacaron la importancia de favorecer la opinión de los vecinos.

La participación más numerosa se produjo durante la primera mitad de la jornada. De hecho, hasta las 14.30 horas el paso por las urnas alcanzó al 50 % de los posibles votantes. El goteo hasta superar ligeramente el 60% de participación se produjo en las horas siguientes hasta el cierre del colegio, situado en los bajos de un edificio muy próximo a la plaza del pueblo.

A su vez, unos 115 habitantes ya habían contestado previamente a la pregunta sobre su deseo de un Estado vasco soberano mediante un sistema anticipado habilitado para superar las dificultades que algunos vecinos habían expresado previamente de acudir a la votación, bien por encontrarse de viaje o por vivir en núcleos alejados.

La jornada de votaciones estuvo acompañada, además, por distintos actos festivos que imprimieron un carácter más popular. Su desarrollo contó con la presencia de cuatro observadores propuestos por Ados que fueron los profesores Asier Blas Mendoza y Ramón Zallo Elguezabal, y los abogados Xabier Sainz de la Maza y Oscar Sánchez Setién.

En el pasado mes de abril, en Etxarri Aranaz (Navarra), solo un 42% de la población mayor de 16 años acudió a votar en una consulta similar que planteaba la pregunta sobre una Euskal Herria independendiente, con un 94,5 % de votos afirmativos.