Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fiscal ‘interina’ para la Operación Púnica

Carmen García ha dirigido la macro investigación desde Anticorrupción

La fiscalía especial acaba de renovarle el destino por un año

Registro de la Operación Púnica en Valencia. Ampliar foto
Registro de la Operación Púnica en Valencia.

Carmen García, la fiscal que ha dirigido junto al juez Eloy Velasco la monumental investigación de la Operación Púnica (medio centenar de detenidos por integrar supuestamente una trama vinculada a las comisiones a cambio de adjudicaciones públicas), es en cierta forma una fiscal interina. Este verano le fue renovado el destino en la sede central de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y el Crimen Organizado, en Madrid, a la que llegó en comisión de servicio desde la Audiencia Provincial de Valencia. La prórroga es, sin embargo, solo de un año, el mismo plazo para el que llegó inicialmente a la división del ministerio fiscal que se encarga de la lucha contra las grandes mafias y la corrupción política.

Nacida en enero de 1964, García ha trabajado en Valencia y en Málaga ocupándose principalmente de procedimientos penales. Pasó después a la sección de Menores en Valencia. Aunque compatibilizó esa parcela con investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción. Allí coincidió con el delegado de este departamento en Valencia, Jesús Carrasco, investigador principal entre otros asuntos del caso Gürtel.

La gran causa que García había investigado hasta ahora relacionada con la corrupción había sido la de Terra Mítica, el parque temático de Benidorm impulsado por el expresidente de la Generalitat valenciana Eduardo Zaplana que consumió cientos de millones de euros, la mayor parte de ellos públicos y de las desaparecidas cajas de ahorro valencianas, y que fue objeto supuestamente de un gran fraude que le llevó a pagar por trabajos ficticios.

García logró reabrir el procedimiento, que el titular del juzgado de Instrucción número tres de Valencia, Francisco Silla, había archivado. La Audiencia atendió su recurso y mandó a Silla continuar la instrucción, que se ha cerrado con el envío de 38 personas al banquillo, acusadas de diversos delitos, sobre todo fiscales, por los que exdirectivos de la planta, empresarios y supuestos testaferros se enfrentan a penas de cárcel que en algún caso supera los 50 años.

En el año que ha pasado en la sede central de Anticorrupción, García ha dirigido también la investigación en torno al líder minero  Fernández Villa

La que ha sido una de las artífices principales de la operación que ha llevado a la detención del exconsejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados y de otro medio centenar de personas en varias provincias, incluida Valencia, por presuntamente aceptar y pagar comisiones a cambio de contratos públicos o de intermediar para que ello ocurriera, es descrita por quienes han trabajado con ella como una mujer “minuciosa” y “muy trabajadora”; “una hormiguita”.

Una fiscal que a pesar de haber dado el salto a las investigaciones de corrupción (ha intervenido también, por ejemplo, en las pesquisas en torno al histórico líder del sindicato minero Soma-UGT José Ángel Fernández Villa, que como Granados acumuló supuestamente dinero opaco en Suiza) sigue en contacto con la Fiscalía de Menores de Valencia.

La coordinadora de esta sección, Gema García, está convencida de que cuando termine su etapa en Anticorrupción, la fiscal pedirá volver a Menores por la “sensibilidad especial” que ha mostrado por la materia.

Exdelegada en Valencia de la Asociación de Fiscales, considerada la organización profesional conservadora, tanto miembros de la misma como de otras entidades la describen como una persona “muy moderada políticamente”.

Más información