Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas competirán en grandes ciudades con candidatos continuistas

La militancia apuesta en primarias por trasladar un mensaje de estabilidad

Calabuig se impone en Valencia, Carlos González en Elche y Marco en Castellón

Valencia / Alicante / Castellón
Joan Calabuig durante la votación ayer en las primarias.
Joan Calabuig durante la votación ayer en las primarias.

Los socialistas valencianos competirán en las próximas elecciones municipales con candidatos continuistas, sobre todo en las grandes ciudades. La militancia apostó ayer en los procesos de primarias, realizados en 15 municipios de más de 20.000 habitantes, por trasladar un mensaje de estabilidad a su electorado. Los simpatizantes —en contra del criterio del secretario general del PSPV, Ximo Puig, y de otros referentes destacados como el portavoz municipal de Valencia, Joan Calabuig— no pudieron participar en este proceso por decisión del comité federal del PSOE.

Con la elección de ayer, los socialistas ya tienen sus cabezas de cartel en las ciudades de más de 50.000 habitantes, incluida Alicante donde no se votó porque solo se presentaba el secretario municipal del PSPV, que son los mayores graneros electorales de la Comunidad Valenciana.

En Valencia, uno de las ciudades clave si se quiere gobernar la Generalitat, el actual portavoz municipal, Joan Calabuig ganó con comodidad (66% y 580 votos) a su adversario en las primarias, el concejal Pedro M. Sánchez (28% y 245 papeletas), con una participación del 62% de los afiliados. El político, de 54 años, será el primero desde 1991 que repite como candidato a la alcaldía de la capital. Afin a Ximo Puig, Calabuig se forjó en las Juventudes Socialistas, con 25 años presidió la Unión Internacional de Juventudes (IUSY) y desde entonces ha sido diputado en las Cortes, el Congreso y el Parlamento europeo, antes de lanzarse en 2011 a competir contra Rita Barberá.

Secretario general del PSPV en la ciudad de Valencia, Calabuig ha mantenido estos años un perfil de opositor moderado en las formas, sin concesiones a la radicalidad y con la vista puesta en recuperar los votantes perdidos y el centro político. Su caballo de batalla han sido el empleo y la recuperación económica, dos cuestiones medulares en esta época de crisis pero más propias del ámbito político autonómico y estatal que del local.

En Elche, el exdiputado nacional Carlos González será el cabeza de cartel, previsiblemente contra la popular Mercedes Alonso. González se impuso a sus tres rivales en unas primarias a las que se convocó a más de 700 militantes de un censo que fue depurado por una gestora tras una denuncia de afiliaciones irregulares masivas. La capitulación a las diez de la mañana de ayer del candidato José Pérez —afín al exalcalde Alejandro Soler— permitió a González sumar más de la mitad del socialismo ilicitano (49% y 303 votos) por delante de Ramón Abad (30%) y María Dolores Asencio (20%). Abad, quien quedó segundo, señaló que pondría a disposición de González todas sus ideas y trabajo con el fin de recuperar una ciudad que fue socialista durante más de 30 años. A González, con fama de trabajador serio, le ha aupado hasta la candidatura el haber sido concejal durante nueve años del excalde Diego Maciá, tres veces elegido con mayorías absolutas.

En Castellón, la militancia acabó apostando también por la estabilidad. Amparo Marco ha pasado su prueba más dura desde que cogió las riendas del grupo socialista en el Ayuntamiento de Castellón. Las primarias en la capital de La Plana se presentaban complicadas, con una militancia totalmente dividida entre Marco y un joven y desconocido Germán Renau. La llegada a la portavocía del PSPV municipal de Marco fue por carambola después de que la anterior ejecutiva apartara al último cabeza de cartel, Juan María Calles, a quien atribuyeron el desplome electoral.

Desde entonces Marco, que cuenta con el apoyo de Puig, ha llevado a cabo una oposición con solvencia con la que se ganó el respaldo para liderar la candidatura de 2015. Ha compaginado su trabajo en el consistorio con su escaño en la Diputación y con las clases en la Universidad Jaume I, donde es profesora.

Más información