Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona amplía centros comerciales en los distritos con más locales vacíos

La Maquinista ganará otros 10.000 metros cuadrados a pesar de que en Sant Andreu uno de cada cinco establecimientos está desocupado

Centro comercial Heron City, en Barcelona. Ampliar foto
Centro comercial Heron City, en Barcelona.

El centro de ocio Heron City quiere ganar 6.000 metros cuadrados de superficie comercial cuando el distrito en el que se ubica, Nou Barris, el 22,7% de los locales comerciales están vacíos. El Ayuntamiento de Barcelona ha concedido a La Maquinista 10.000 metros más de techo pese a que en Sant Andreu —donde también se levantará el centro comercial de La Sagrera, con 26.000 metros cuadrados— tiene el 24,8% de sus espacios con la persiana bajada. Y en Sant Martí, al que le espera una ampliación del recinto de Les Glòries de 13.700 metros cuadrados, el 17,5% de los locales están también sin inquilino. Estos datos explican el malestar reinante entre el pequeño comercio y el Consistorio y el plantón que hoy lunes el eje comercial de Sant Andreu dará al Ayuntamiento en la tradicional gala de La millor botiga del món.

La crisis ha forzado el cierre de muchos comercios, pero el eje comercial de Sant Andreu considera que los nuevos metros cuadrados con los que contarán esos centros comerciales dañarán “de forma irreparable al comercio de los barrios del entorno”, según la carta remitida al Ayuntamiento. Los datos recabados por el observatorio económico Eixos, encargados desde hace dos años por el equipo del alcalde Xavier Trias, ponen de manifiesto que, justamente donde se producirán esas ampliaciones es donde el comercio de proximidad está más castigado. Al menos, mucho más que el promedio de Barcelona, que se sitúa en el 17,1%. Solo Horta-Guinardó, con un 29,1% de persianas bajadas, y Sants-Montjuïc (21,5%) están peor. “Son zonas muy machacadas, de clase trabajadora, que han visto cómo se vaciaban sus calles”, explica el secretario general de la Confederació de Comerç de Catalunya, Miquel Àngel Fraile, que califica de “barbaridad” la política de ampliaciones planteada por el Ayuntamiento. En parte, aduce, porque “es una tendencia generalizada de que los grandes centros son los que peor lo pasan”.

Los comercios tildan de “barbaridad” la política comercial de Trias

Un factor más que describe la situación comercial de esos distritos es el número de locales con uso comercial por cada 100 habitantes, que se reduce a entre 2,2 y 2,6, cuando en Barcelona el promedio ese ratio es de 3,19. También es mucho más bajo el porcentaje de comercios no cotidianos —equipamientos para el hogar y la persona y cultura y ocio—, que describe la oferta más allá de tiendas de alimentación y de primera necesidad. En Sant Martí es del 18,5%, por un 19,7% de Sant Andreu y un 20,5% de Nou Barris. La media de Barcelona es del 24,1%, según los datos elaborados Eixos junto a Idealista, BBVA Data & Analytics y MIT Senseable City Lab.

Les Glòries y La Maquinista, ambos propiedad de Unibail-Rodamco, no son centros comerciales cualquiera. Su área de influencia supera por mucho Barcelona y tienen un radio de atracción con más de cuatro millones de clientes potenciales. “La Maquinista es el centro regional por excelencia de Barcelona con un nivel de comercialización y de visitas (unos 15 millones) altísimo”, explica José Manuel Llovet, director del área comercial de JLL España y miembro del comité ejecutivo de la Asociación Española de Centros Comerciales. En su opinión, la reconfiguración de Les Glòries (11,6 millones) está vinculada a la reurbanización de toda la zona y a aprovechar un diseño original “muy complejo y absolutamente ineficiente”.

Llovet destaca que “Barcelona es una ciudad atípica porque normalmente los centros comerciales se ubican en el extrarradio y, en cambio, allí se han construido centros regionales urbanos”, como serían los dos casos ya mencionados y el de Diagonal Mar, también en el barrio de Sant Martí. La escasez de recintos provoca que “Barcelona tenga un gran recorrido para crecer y que cuando hay un centro comercial en venta haya mucha concurrencia”, explicaba hace unos días Anna Gener, directora de Aguirre Newman en Barcelona, en referencia a la venta de Diagonal Mar.

A las antípodas de los tres distritos afectados por las obras en centros comerciales figuran los distritos de Ciutat Vella y Gràcia, que logran los mejores ratios de ocupación comercial. Ciutat Vella, centro histórico, comercial y turístico de Barcelona, tiene el 88,9% de los locales con comercios activos y 5,6 establecimientos por cada 1.000 habitantes. En Gràcia, la ocupación alcanza el 88,7% y tiene un ratio de cuatro tiendas por cada mil habitantes.