Un insólito homenaje a Brassens en el corazón multicultural de Valencia

Reúne en Russafa a Eva Dénia, Selfa-García, Els Pretendents de Marineta, Miquel Pujadó y Joaquín Carbonell

Ilustración de Manel Garrido para el cartel del homenaje a Brassens de Russafa.
Ilustración de Manel Garrido para el cartel del homenaje a Brassens de Russafa.

"No recuerdo como empezó todo, creo que lo hablamos primero en el trío", es decir, con el contrabajista José Luis Porras  y el guitarrista Carles Carrasco;  "primero como un homenaje a Brassens con sus seguidores de Valencia, que son unos cuantos, y a continuación lo ampliamos a Joaquín Carbonell y Miquel Pujadó, que aceptaron el envite". Así explica la cantante Eva Dénia la génesis del "modesto" (dice ella) festival que en torno al célebre cantautor de cantautores francés han organizado para el 24 de octubre en la Sala Russafa de Valencia.

Este año se cumple una década desde que Eva Dénia presentó por primera vez repertorio de Brassens, que luego ha mostrado y renovado asiduamente en Francia. De hecho, la iniciativa fue secundada  rápidamente por la asociación Auprès de Son Arbre, que también "nos ha echado una mano" -reconoce-, gracias al interés de su presidente, Pierre Schuller, que procura estar cerca de cualquier iniciativa asociada al creador de La mauvaise reputation. Estará, de hecho, en Valencia para la ocasión. También la compañía discográfica Comboi Records, "de la que cuida" Carles Carrasco, ha estado al quite.

Ese día se cantarán tres lenguas en la Sala Russafa. El francés, de la mano de la misma Dénia; el castellano utilizado por Carbonell y el cantante Antonio Selfa, que actúa en compañía de la contrabajista Anna García, y el catalán-valenciano de Miquel Pujadó y els Pretendents de Marineta. 

"Han aparecido más músicos entusiastas de Brassens después, pero ya estaba todo en marcha", reconoce la impulsora del homenaje. ¿Y Paco Ibáñez, qué?, se puede preguntar alguien, porque, aparte de ser valenciano de origen, éste es uno de los máximos intérpretes de Brassens en castellano. Lo sugirió Pierre Schuller, porque "estaría encantado de venir", pero Dénia confiesa que eso supera sus posibilidades. Y eso que ella cantó con Ibáñez en Barcelona, en el Institut Français, recuerda como un momento "muy especial", cuando el cantautor se enteró del concierto y quiso interpretar una pieza con la intérprete valenciana, sin avisar al público, que se encontró con la sorpresa de escucharlos cantar Le vent, a dúo. 

Los músicos participantes compartirán letras, voces y acompañamientos. Manuel Garrido diseña el cartel y "ayuda con todo". Al espectáculo se ha incorporado Margot Mouth, una actriz francesa afincada en Valencia que es "igualmente entusiasta de Brassens" y ejercerá de maestra de ceremonias para hilvanar las piezas de este puzzle musical. "Queremos que sea un espectáculo interactivo", explica Dénia, "no una simple sucesión de canciones".

Las canciones de Georges Brassens, nacido hace ya casi un siglo en Sète, al sur de Francia, están de permanente actualidad. Y octubre, el mes en que nació y murió, es su mes. "El atractivo se mantiene, seguimos encontrándonos con Brassens en grabaciones y actuaciones de los músicos más inquietos y curiosos de nuestra contornada", explican los organizadores de este insólito homenaje al cantautor galo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50