Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC pide elecciones ya para que el Parlament proclame la independencia

Duran reprocha a Convergència que no le consulte los pactos electorales

A Junqueras se le rompe la voz en Catalunya Ràdio. ATLAS

El adelanto electoral en Cataluña tras el 9-N parece inevitable por la presión que está imprimiendo Oriol Junqueras a Artur Mas. Si el líder de Esquerra Republicana (ERC) exigió el miércoles la convocatoria de elecciones, este viernes ha dado un paso más y reclamó que los comicios se celebren cuanto antes para que a continuación el Parlament, si existe una mayoría para ello, apruebe la declaración de independencia de Cataluña, que definió como “una necesidad”.

En una entrevista en Catalunya Radio y con la voz quebrada, Junqueras imploró: “Hagámoslo de una vez, por favor. Lo pido con la esperanza y al mismo tiempo con la angustia de quien sabe que perder el tiempo no es bueno”. “Necesitamos hechos, ¡por el amor de Dios! Quiero hechos de una vez y creo que es lo que quiere la gente de este país. No discutamos más”, añadió el presidente de ERC. “Se dice independencia, en todo el mundo”, prosiguió. “Cada vez que alargamos el límite, cada vez que aplazamos algo, estamos alargando las carencias de este país”.

El presidente de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Oriol Junqueras,  desdeñó la alternativa de la negociación política entre la Generalitat y el Gobierno para buscar un nuevo encaje de Cataluña en España: “No empecemos de nuevo un proceso de negociación, no podemos permitirnos una reforma constitucional... No tenemos tiempo”.

Pero antes de llegar al escenario de la proclamación de la secesión han de celebrarse elecciones, y pesan muchos interrogantes sobre si los republicanos irán en una lista unitaria con los nacionalistas. ERC, además, aboga por una proclamación inmediata de la independencia y Convergència pide un proceso negociado con el Estado. También discrepan sobre quién encabezaría esa candidatura. Esquerra no quiere que sea Artur Mas y propone una persona independiente, mientras que CiU sigue apostando por que repita su líder.

Tras casi dos años de pacto de legislatura, las relaciones entre ambos partidos pasan por su peor momento y los republicanos ya han anunciado que no apoyarán las cuentas de 2015. Con todo, el consejero de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, calificó de “altamente probable” un acuerdo con ERC para una lista conjunta “de país”, según explicó ayer en RNE.

ERC pide elecciones ya para que el Parlament proclame la independencia

En este clima preelectoral, el líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida, reprochó a los dirigentes de Convergència, su socio de federación, que no le consulten los futuros pactos. “Se habla mucho de plebiscitarias y de una lista común con personalidades de la sociedad civil y del entorno de la ANC y de Òmnium Cultural. En CDC dicen que eso ya les va bien. No han consultado nada de esto a Unió. Si hubiera sido al revés ya estarían echando humo”, dijo Duran en su carta semanal.

Duran recordó que las dos asociaciones, convocantes de las manifestaciones de las tres últimas diadas, carecen de representatividad parlamentaria y que por ello es una “mala señal” que los partidos estén pendientes de lo que pueden acordar el domingo en un mitin en Barcelona en el que clamarán por una lista unitaria.

Mientras, la Generalitat puso ayer en marcha la campaña para lograr 20.000 voluntarios para el 9-N y en menos de cinco horas ya se habían registrado 5.200 ciudadanos. También ayer empezaron a celebrarse reuniones en los institutos que se abrirán el 9-N para acoger las mesas electorales y la Generalitat reclamó voluntarios entre los profesores. La intención es que los conserjes queden excluidos y no acudan a abrir los centros.

Por su parte, el director de la policía catalana, Albert Batlle, firmó una resolución por la que moviliza a todos los efectivos de los Mossos d’Esquadra ante la consulta del 9-N y ordena “elaborar un plan de seguridad global” con el objetivo de “garantizar la ordenada convivencia, hacer compatibles el libre ejercicio de derechos y libertades de los ciudadanos con el derecho de circulación y manifestación, así como minimizar las afectaciones”.

Mientras, Mariano Rajoy animó ayer a Mas a que decida cuál será su socio parlamentario tras el 9-N. “A él le corresponde decir con quién quiere ir, con quién quiere gobernar y cómo quiere hacerlo”, dijo el presidente del Gobierno desde Milan, informa Carlos E. Cué.

Más información